MATERIAL DIVULGATIVO DE Sistema Tributario Español

Liquidación y  contabilización del IVA

Para liquidar el impuesto se determinará su resultado por la diferencia entre la cuota de IVA devengada o repercutida y la cuota soportada. Si el resultado es positivo debe ingresarse  en el Tesoro. Si es negativo, con carácter general, se compensa en las autoliquidaciones siguientes. Sólo si al final del ejercicio, en la última declaración presentada, el resultado es negativo, se puede optar por solicitar la devolución o bien compensar el saldo negativo en las liquidaciones siguientes, con el límite de cuatro años.

IVA devengado e IVA soportado

 

Artículos de Tribuna INEAF relacionados

Contabilidad de ventas: Venta con entrega posterior a la facturación
Tribuna Contable
12/05/2021
El Neuromarketing y sus técnicas de investigación
smi
10/05/2021
Nuevos indicadores de riesgo blanqueo de capitales fomentados por las nuevas tecnologias y las criptomonedas
Tribuna Fiscal
07/05/2021