Masters y Cursos para Mediadores INEAF

El auge de los nuevos medios de resolución extrajudicial de conflictos como la mediación, la conciliación o el arbitraje está demandando de profesionales cualificados. Los med Leer más...

El auge de los nuevos medios de resolución extrajudicial de conflictos como la mediación, la conciliación o el arbitraje está demandando de profesionales cualificados. Los mediadores empiezan a especializarse en áreas como el derecho mercantil, el ámbito familiar, o incluso en el aprendizaje de técnicas de negociación. Para ser polivalente en la profesión se requiere de formarse en cursos para mediadores donde adaptar las técnicas de empatía, negociación y escucha activa a las especialidades que requiere cada área donde intervenga un mediador. En ámbitos como el laboral, es donde existe mayor demanda, ya que, con una formación especializada, podrás acceder a trabajar como mediador en una de las áreas donde esta metodología está más consolidada.

Leer menos

El auge de los nuevos medios de resolución extrajudicial de conflictos como la mediación, la conciliación o el arbitraje está demandando de profesionales cualificados. Los mediadores empiezan a especializarse en áreas como el derecho mercantil, el ámbito familiar, o incluso en el aprendizaje de técnicas de negociación. Para ser polivalente en la profesión se requiere de formarse en cursos para mediadores donde adaptar las técnicas de empatía, negociación y escucha activa a las especialidades que requiere cada área donde intervenga un mediador. En ámbitos como el laboral, es donde existe mayor demanda, ya que, con una formación especializada, podrás acceder a trabajar como mediador en una de las áreas donde esta metodología está más consolidada.

¿Qué se necesita para ser un mediador?

Los requisitos para ejercer como mediador son: estar en posesión de un título universitario o de formación profesional superior, estar en pleno ejercicio de los derechos civiles y recibir una formación en mediación. Los cursos para mediadores deben de contar con un mínimo de 100 horas con un 35 % de la formación debe ser práctica. Además de estos requisitos formativos, los diferentes colegios de mediadores establecerán otros adicionales como puede ser la contratación de un seguro de responsabilidad civil. Los ámbitos donde la mediación puede actuar son muy diversos, siendo en algunos casos como en el laboral muy consolidados, y donde se requiere conocimientos especializados para conocer todas sus singularidades para así alcanzar un acuerdo ajustado a derecho. 

¿Qué funciones tiene un mediador?

La figura del mediador dista mucho de la de un árbitro o un juez. Al contrario que éstos los cuales resuelven las disputas conforme a la normativa aplicable, el mediador se entiende como un tercero imparcial que busca una solución a medida entre las partes, siempre respetando los marcos legales. El mediador traza junto con las partes aquellas necesidades o inquietudes que han dado lugar al conflicto entre ellas. Después utilizando técnicas de escucha activa, RolPlay, empatía y comunicación, favorece el intercambio dialéctico entre las partes como camino a finalizar con un acuerdo. La formalización de este acuerdo corresponde al mediador, que tan solo deberá plasmar los puntos de acuerdo entre las partes como documento que rija su conducta sobre el tema en disputa, y que requerirá de su aceptación y firma.