Imputación temporal. Inscripción contable de ingresos y gastos
Logo INEAF

Escriba su nombre de usuario INEAF.
Escriba la contraseña asignada a su nombre de usuario.
¿Has olvidado tu contraseña?

¿Todavía no eres miembro?
¡Regístrate!

Información de la cuenta
Una dirección de correo electrónico válida. Todos los correos del sistema se enviarán a esta dirección. La dirección de correo no es pública y solamente se usará para enviar una contraseña nueva o algunas noticias y/o avisos.
Datos de usuario
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Ésta pregunta es para evitar bots de spam.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

Imputación temporal. Inscripción contable de ingresos y gastos

Imputación temporal. Inscripción contable de ingresos y gastos

El artículo 19 de la Ley del Impuesto establece como norma general para la imputación de ingresos y gastos, el criterio de devengo, por el cual se imputarán en el momento en el que se devengue o se produzca el hecho imponible del impuesto, independientemente de cuándo se cobre o se pague.

A este criterio, el artículo 19 propone dos excepciones que se guían por las operaciones a plazo o con precio aplazado y por el principio de inscripción contable.

En todo caso, serán operaciones a plazo las entregas de bienes y ejecuciones de obra cuyo precio se perciba total o parcialmente en pagos sucesivos o con un solo pago, siempre y cuando el periodo transcurrido entre la entrega del bien y la finalización de los pagos medie más de un año.

En este caso, las rentas de las operaciones a plazo (artículo 19.4) se irán imputando según se vayan cobrando los plazos

En cuanto al principio de inscripción contable, el artículo 19.3 establece que  no serán  fiscalmente deducibles los gastos que no se hayan imputado contablemente en la cuenta de pérdidas y ganancias o en una cuenta de reservas si así lo establece una norma legal o reglamentaria, a excepción de lo previsto respecto de los elementos patrimoniales que puedan amortizarse libremente.

Cuando nos encontramos con una operación donde el criterio de devengo y el de inscripción contable discrepen, se pueden producir las siguientes circunstancias:

  1. Un gasto se contabilice en un  período impositivo posterior al devengo.

En este caso, al adelantar el pago del impuesto, prevalece el criterio de inscripción contable, salvo que derivado de esta operación resulte una tributación inferior a la que hubiese resultado siendo de aplicación el criterio de devengo

  1. Un gasto se contabilice en un período impositivo anterior al del devengo.

En este caso, se está retrasando el pago del impuesto. Se  aplicaría el criterio de devengo siempre.

  1. Un ingreso se contabilice en un período impositivo anterior al devengo.

En este caso, al adelantar el pago del impuesto, prevalece el criterio de inscripción contable, salvo que derivado de esta operación resulte una tributación inferior a la que hubiere resultado siendo de aplicación el criterio de devengo.

  1. Un ingreso se contabilice en un  período impositivo posterior al devengo

En este caso se está retrasando el pago del impuesto. Se  aplicaría el criterio de devengo siempre.

Ejemplo:

La Sociedad “A” contabiliza  en el año 200X un gasto que devenga en 200X+1. Aquí prevalece el criterio devengo, por lo que en el año 200X+1 deberemos hacer un ajuste.

La Sociedad “A” contabiliza en 200X+1 un gasto 1000, que se debería haber contabilizado en 200X. A primera vista, computaría fiscalmente en el año 200X+1 pero, en este caso, se prevé que si hubiese tributado ese gasto en 200x hubiese obtenido una cuota tributaria mayor, por lo que imputándolo en 200x +1 obtendría una cuota tributaria menor.

 

Contacta con nosotros y nuestros asesores te informarán sin compromiso
PEDIR INFORMACIÓN
¿Necesitas más información?
958 050 207 . 695 76 00 61
*Horario de lunes a jueves de 9:00h. a 19:00h. y viernes hasta las 15:00h.