Impuesto sobre Beneficios
Logo INEAF

Escriba su nombre de usuario INEAF.
Escriba la contraseña asignada a su nombre de usuario.
¿Has olvidado tu contraseña?

¿Todavía no eres miembro?
¡Regístrate!

Información de la cuenta
Una dirección de correo electrónico válida. Todos los correos del sistema se enviarán a esta dirección. La dirección de correo no es pública y solamente se usará para enviar una contraseña nueva o algunas noticias y/o avisos.
Datos de usuario
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Ésta pregunta es para evitar bots de spam.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

Impuesto sobre Beneficios

Impuesto sobre Beneficios

El Impuesto sobre Beneficios o Impuesto sobre Sociedades es el objetivo fiscal que persigue la contabilidad financiera.

Sin entrar mucho en detalles fiscales, ya que estos pueden consultarse en el apartado del Impuesto sobre Sociedades de nuestro Material Divulgativo, daremos unas pinceladas al mismo que nos servirán para realizar un ejemplo completo de los ajustes y desajustes que conlleva su contabilización.

Al cierre del ejercicio de una empresa debemos calcular un impuesto sobre el beneficio obtenido, es decir, sobre el Resultado de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias. Debido a la diferencia entre el criterio fiscal y el criterio contable respecto de la deducibilidad de los gastos o imputabilidad de los ingresos, debemos realizar una serie de ajustes que desembocarán en el resultado del ejercicio fiscal sobre el cual aplicaremos el impuesto.

Las diferencias que pueden existir entre el resultado contable y el fiscal, y que nos van a obligar a realizar una serie de ajustes son:

Diferencias Permanentes:

Son aquellas producidas entre la base imponible y el resultado contable antes de impuestos que no revierten en periodos subsiguientes (gastos fiscalmente no deducibles e ingresos fiscalmente no imputables:

  Ejemplos:

  • Multas y sanciones.
  • Donaciones.
  • El Impuesto sobre Sociedades.

Diferencias Temporarias:

Son aquellas producidas entre la base imponible y el resultado contable antes de impuestos, cuyo origen radica en las diferencias de criterio temporal de imputación, y que revierten en periodos subsiguientes.

El ejemplo más significativo es el de la amortización.

Pérdidas compensadas

Son pérdidas que a efectos contables no son consideradas, y que fiscalmente se integran para el cálculo de la base imponible.

Para realizar los ajustes seguiremos la siguiente estructura:

Concepto

Implicación Contable

Resultado Contable del Ejercicio

 

(+/-) Diferencias Permanentes

 

Resultado Contable Ajustado

 

(+/-) Diferencias Temporarias

35% del importe se ajusta en la (4740) ó (479)

Resultado Fiscal

 

(-) Bases imponibles negativas de ejercicios anteriores con el límite máximo del Resultado Fiscal

 

Base Imponible

 

Cuota Íntegra (aplicamos el tipo de gravamen a la Base Imponible)

 

(-) Deducciones y Bonificaciones

 

Cuota líquida

Cuenta (6300)

(-) Retenciones y Pagos a cuenta

Cuenta (473)

Cuota Diferencial

(4752) Si es positiva

(4709) Si es negativa

 

 

Contacta con nosotros y nuestros asesores te informarán sin compromiso
PEDIR INFORMACIÓN
¿Necesitas más información?
958 050 207 . 695 76 00 61
*Horario de lunes a jueves de 9:00h. a 19:00h. y viernes hasta las 15:00h.