Constitución de una Empresa
Logo INEAF

Escriba su nombre de usuario INEAF.
Escriba la contraseña asignada a su nombre de usuario.
¿Has olvidado tu contraseña?

¿Todavía no eres miembro?
¡Regístrate!

Información de la cuenta
Una dirección de correo electrónico válida. Todos los correos del sistema se enviarán a esta dirección. La dirección de correo no es pública y solamente se usará para enviar una contraseña nueva o algunas noticias y/o avisos.
Datos de usuario
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Ésta pregunta es para evitar bots de spam.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

Comunicado COVID-19

Seguimos trabajando y atendiendo a alumnos actuales y futuros

Ampliar información

Constitución de una Empresa

Constitución de una Empresa

Toda empresa, antes de dar comienzo a sus operaciones, deberá inscribir en el Registro Mercantil su escritura pública de constitución; al igual que debe inscribir cualquier escritura posterior que modifique esta primera.

La inscripción en el Registro Mercantil supone dar publicidad a la situación jurídica mercantil a través de la cual la sociedad adquiere su personalidad jurídica

La inscripción se hace en el Registro correspondiente al lugar del domicilio social (art. 17.1 del Real Decreto 1784/1996, de 19 de julio), por el que se aprueba el Reglamento del Registro Mercantil); y dicha inscripción se publica en el Boletín Oficial del Registro Mercantil en el que deben constar además, los datos relativos a la escritura de constitución.

En la hoja abierta a cada sociedad se deben inscribir obligatoriamente los términos previstos al efecto en el artículo 94 del Real Decreto 1784/1996, de 19 de julio, por el que se aprueba el Reglamento del Registro Mercantil.

Los requisitos formales y de publicidad se establecen en función del principio de seguridad jurídica en el tráfico mercantil. Estos es, por la necesidad de que terceros acreedores o clientes conozcan la capacidad y responsabilidad de la empresa, el nombre y las facultades de sus administradores y todas las cuestiones que afecten a la esfera de actuación externa de la sociedad.

Cuando falta el doble requisito de escritura pública e inscripción, o solamente este último, la sociedad no llega a tener personalidad jurídica y se trataría de una sociedad irregular, que aunque es válida como contrato entre sus socios, no llega a obtener la personalidad jurídica propia.

Por los actos y contratos celebrados en nombre de la sociedad antes de su inscripción en el Registro Mercantil responden solidariamente quienes los celebran.

Contacta con nosotros y nuestros asesores te informarán sin compromiso
PEDIR INFORMACIÓN
¿Necesitas más información?
958 050 207 . 695 76 00 61
*Horario de lunes a jueves de 9:00h. a 19:00h. y viernes hasta las 15:00h.