Asombrosas medidas contra el fraude fiscal

sorteo - INEAF

Por
12/02/2014

Hace unos días, mientras volvía a casa del trabajo, escuche en la radio una curiosa noticia que he de reconocer, me dejo impresionado, y es que la mente del ser humano puede ser maravillosa.

Les hablo de una nueva medida introducida por el Gobierno Portugués en su lucha contra el fraude. Dicha medida, ha sido bautizada como  la “Factura de la Suerte”.

Veamos en que consiste.

Con efectos 1 de enero de 2014, se sortearán semanalmente un coche de lujo, de entre todas las facturas emitidas y comunicadas a la Autoridad Tributaria y Aduanera, incluyendo el número de identificación fiscal de los compradores,  con el objeto de reducir la evasión fiscal que existe en Portugal.

La creación de esta medida está motivada por el alto índice de economía sumergida que existe en el territorio luso, y quiere  valorar y premiar a los contribuyentes que ayudan en la lucha contra el fraude fiscal, que comunican prácticamente su contabilidad siendo totalmente transparentes en el ejercicio de su actividad.

Durante este año, el premio consistirá en un coche de lujo, pero en los siguientes… quien sabe. El caso es que probablemente a partir de abril, una mano inocente sacará de un bombo, la factura premiada.

Durante mi búsqueda de información al respecto, y a través de la cual me sorprendí aún más, es  que antes de Portugal, Eslovaquia había adoptado una medida semejante desde septiembre del pasado año, celebrando un sorteo especial de lotería, donde los contribuyentes participan, entregando sus recibos y facturas por importes superiores a un euro, teniendo como premio entregas de dinero que oscilan entre 1.000 y 10.000 euros.

La opinión que me merece esta noticia es un poco ambigua. Por un lado me parece algo tan original, que me simpatiza bastante, además de que el afortunado del premio será recompensado por su  honradez. Por otro lado me parece algo un poco irrelevante, ya que dicha honradez será falsa, debido a que está condicionado por la entrega de un premio.

La honradez debería ser algo innato en la sociedad y no es algo que debería premiarse, sino que debería ser algo normal, pero ya que en ciertos países la codicia es un adjetivo más usual, este refuerzo positivo, basándonos en la “teoría del condicionamiento operante de Skinner” ofrece una alternativa al refuerzo negativo que establece el régimen sancionador tributario de cualquier país.

Por otro lado, imagino que fomentará la declaración de facturas de pymes y autónomos, que otra vez darán la cara por su sociedad, dejando al margen a las grandes empresas, que podrían comprarse un coche de lujo, con un abrir y cerrar de ojos, sin la necesidad de desvirtuar su estrategia de ingeniería fiscal.

Concluyo pues, que sin nociones del futuro que auguran los resultados de esta medida, es algo original y que aunque dudo de su eficacia, seguiré con mucho interés el transcurso de su aplicación.

Foro
FORO FISCAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Comentarios

  • JOSE ANGEL HERREROS RULL (#)
    13/11/18

    He leido esta noticia y me ha parecido por lo menos original. Pero creo que en España y todos los países mediterráneos europeos hay un componente cultural en la cual dificulta en muchas ocasiones la total transparencia.
    Y no hablo solo desde un punto de vista del contribuyente, sino de una forma global, es decir que refleja a toda nuestra sociedad.
    Creo que cada vez más hay personas que no quieren ser defraudadores, pero se encuentran con que para la administración española ,es la que conozco, “todos somos defraudadores sino se demuestra lo contrario”. Desde mi punto de vista este es uno de los graves problemas. Además hay que añadir que la delegación de competencias fiscales en organismo autonómicos, causan una desprotección jurídica.
    Hace unos meses llegó  a mi despacho dos empresarios que en su día constituyeron una comunidad de bienes. Durante unos años han prestado su actividad pero por desgracia hoy en día le era inviable. En su activo tenían dos coches que se habían utilizado para su actividad y los valoraron y los repartieron de forma equitativa. Como un coche tenía mas valor que el otro un comunero compensó a otro monetariamente y así los dos comuneros recibieron la misma proporción el 50% cada uno de los bienes que tenían comúnmente.
    Cual es su sorpresa que para la liquidación de la comunidad de bienes le comentan en la delegación autonómica que es un hecho imponible sujeto a ITP y AJD y en  la delegación estatal le dicen que está sujeta a el IVA.
    Para convencerlos de tal hecho les comentan como la DGT se posiciona en en los dos casos, pero no le comentaron los funcionarios la sentencias del TS de 23/05/99 y de 28/06/99 donde no consideran una transmisión de los bienes.
    Bueno al final que ocurrió pues que liquidaron los dos impuestos ya que el valor de los vehículos al ser usados eran tan bajo que como se dice vulgarmente “costaba mas el collar que el perro”.
    Por eso considero que este tipo de aptitudes no so buenas, para que la sociedad entendamos que la Administración vela por los intereses de todos y que el fraude no debería ser una salida.
    Yo no defiendo el fraude fiscal ya  que considero que si una empresa quiere obtener financiación, crecer, no debe de defraudar ya que mientras mas beneficios obtenga, mas fácil va a ser obtener financiación de terceros para algún nuevo proyecto empresarial.
    Pero tampoco entiendo la desprotección que en muchas ocasiones sufre el contribuyente.
    Un saludo
     
     
     
     
     
     

    • Jaime Ávila Pozuelo (#)
      13/11/18

      Buenas Jose Angel, muchas gracias por tu comentario. La verdad es que estoy bastante de acuerdo contigo. Se debe perserguir y destruir el fraude fiscal, pero todo en favor del contribuyente que es el beneficiario último de la recaudación del estado. El sector público sirve al contribuyente, y este “contribuye” valga la redundancia al sostenimiento de dicho sector. Es una circulo cerrado que debe fortalecerse por ambas partes.

  • Lew Archer (#)
    13/11/18

    Pues a mi me parece ante todo (apartado a un lado la simpatía que pueda producir la noticia) algo ineficaz y vergonzoso, dado que contribuyentes “honrados” y “defraudadores” estarán en el mismo bombo. Premiar al ladrón de toda la vida de igual forma que al contribuyente que cumple religiosamente… vamos, me parece escandaloso. Lo que hace falta es atacar a la raíz del problema y dejarse de sorteos y palmaditas en la espalda, invirtiendo más dinero en la lucha contra el fraude.

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS