El Plan Juncker

Por
30/11/2014

Seguramente hayamos escuchado hablar sobre los distintos planes de la Comisión Europea para reactivar la economía, siendo el más reciente y criticado el famoso Plan Juncker. Desde INEAF, trataremos de explicar con claridad en qué consiste, con qué objetivos se ha diseñado y para qué nos va a servir en varios puntos clave:

¿Qué es el plan Juncker?

El Plan Juncker, que lleva el nombre de su principal impulsor Jean Claude Juncker (presidente de la Comisión Europea), consiste básicamente en un plan de inversiones para movilizar como mínimo 315.000 millones de euros en inversiones públicas y privadas en los próximos tres años, centradas mayormente en sectores clave de la economía como transporte, energía, pymes y economía digital.

¿Cuánto se va a destinar al Plan? ¿De dónde saldrán los fondos?

Se trata del punto con mayor dificultad del proyecto y hay que tener en cuenta que no es lo mismo un plan de inversiones de 315.000 millones que un plan para movilizar inversiones. La UE utilizará 8.000 millones de euros de su presupuesto como garantía pública para cubrir posibles pérdidas en los proyectos en los que se invierta, lo que implica una capacidad de préstamo de 16.000 millones de euros. Eso sí, si finalmente las pérdidas de los proyectos superan los 8.000 millones aportados como aval, el exceso (hasta los 16.000) deberán aportarlo los Estados miembros. También se aportarán otros 5.000 millones más procedentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

¿Cómo pueden transformarse los 21.000 millones aportados en 315.000 millones de inversión privada?

La aportación pública se destinará a la creación de un fondo de inversión integrado dentro del BEI y formado por varios instrumentos financieros. Aunque estos instrumentos no son nuevos y ya están en funcionamiento, se pretende una agrupación de los mismos en un solo lugar para estar gestionados bajo una sola dirección. De este modo, ante la diversificación de instrumentos financieros con una gestión común se reduce el nivel de riesgo y crece el nivel de atracción de los inversores privados.

¿Qué proyectos se van a impulsar con estos fondos?

Todavía no están definidos los proyectos que van a poder recibir estos fondos. Para decidir los proyectos la Comisión Europea y el BEI elaborarán una lista de iniciativas susceptibles de recibir fondos, junto con la participación de los Estados miembros. Para la elección final de los proyectos, se creará una Comisión de Inversión formada por varios expertos independientes, encargados de comprobar la calidad y la viabilidad de cada proyecto y de validar los elegidos.

Según lo previsto por la Comisión Europea, la mayor partida se destinará a inversiones a largo plazo y el resto se prevé destinar a PYMES de mediana capitalización. Eso sí, no hay prevista ninguna cuota por países ni ningún tipo de límite fijado por la distribución geográfica de los proyectos; tampoco se prevé una proporción fijada de inversión por estado miembro.

¿Va a funcionar?

Realizar una valoración con tan pocos datos concretos resulta una tarea bastante ardua, por lo que hasta que no se conozcan los detalles con profundidad no podrá valorarse con exactitud la viabilidad del plan. De antemano, gran parte de expertos están de acuerdo en que la confianza del inversor privado no se recupera con dinero público.

No obstante, no es la primera vez que la Comisión Europea trata de reactivar la inversión y la economía y fracasa en su intento. Por ello, para minorar las posibilidades de fracaso será necesario un análisis con profundidad de los fallos y errores de los planes antiguos y acompañar al actual de cambios regulatorios que permitan que las inversiones se acometan de un modo más eficiente y se garantice su rentabilidad.

Foro
FORO JURÍDICO
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS