Métodos de valoración de existencias: Coste Estándar

coste estandar

A la hora de valorar las existencias finales de nuestro almacén, quizás el método del coste estándar y el método del minorista sean los más desconocidos o menos estudiados por no venir definidos en el Plan General Contable.

Sabemos que la contabilidad de las existencias se realiza mediante el denominado sistema especulativo donde las compras se valoran a precio de coste, las ventas a precio de venta y al cierre del ejercicio se debe realizar un ajuste para reflejar en el balance las existencias reales que hay en el almacén.  Para poder realizar dicho ajuste necesitamos valorar las existencias finales atendiendo a algunos de los criterios que nos plantea la normativa contable.

El Método del Precio Medio Ponderado y el FIFO

La norma 10 de Registro y Valoración del PGC establece que para asignar valor a los bienes de inventario intercambiables entre si (existencias) se adoptará con carácter general el método del precio medio o coste medio ponderado y que el método FIFO es aceptable y se podrá usar si la empresa lo considera más conveniente para su gestión.

En este sentido, las entradas de existencias al almacén no plantean problemas pues se valoran a su precio de costes y es en las salidas donde debemos aplicar o bien el precio medio ponderado o el FIFO. Según el método utilizado, al cierre del ejercicio el almacén tendrá un valor u otro y será el que debamos tomar para hacer el ajuste.

Método del Coste estándar

Nos tenemos que ir a la Resolución del ICAC de 14 de abril de 2015 en la que se establecen criterios para la determinación del coste de producción para encontrar otros dos posibles métodos como son: el coste estándar y el método de los minoristas.

Esta Resolución establece que el coste estándar podrá ser utilizado para determinar el coste de los productos siempre que el resultado de aplicarlo no difiera del coste real de producción, teniendo en cuenta el principio de importancia relativa.

En este sentido, el coste estándar se establece en la empresa a partir de los niveles normales de consumo de las materias primas, suministros, mano de obra y otros gastos necesarios para la producción.

El coste estándar como tal no aparece en el PGC pues no son costes reales o históricos que se hayan tenido durante el ejercicio, sino que se trata de estimaciones que se hacen anticipándose a la producción. El sistema de costes estándar sirve para determinar el coste unitario del inventario atendiendo a ciertos hechos como son la evaluación de costes históricos pasados y a la previsión de los esperados.

Este tipo de costes es usado por las sociedades en su contabilidad analítica para hacer presupuestos y previsiones que sirvan de guía a la hora de la toma de decisiones. La determinación de este tipo de costes no es sencilla y se necesita un alto conocimiento de las operaciones productivas y del producto en particular de ahí que sea un método de uso prácticamente exclusivo para grandes empresas con una contabilidad analítica perfectamente implantada.

Caso práctico

Veamos un pequeño ejemplo que nos permita conocer un poco más este método de valoración

Nuestra sociedad se dedica a la fabricación y venta de puertas ignifugas que vende a hoteles en Sierra Nevada. Para la gestión y control del almacén se tiene implantado un sistema de costes estándares cuya previsión para una producción de  10.000 puertas es la siguiente:

  • Planchas de acero: 20.000 unidades a 70 euros
  • Manivelas de alta resistencia: 10.000 unidades a 35 euros
  • Pintura ignifuga para metal: 4.500 latas a 45 euros
  • Mano de obra: 25.000 horas a 10 euros
  • Agua: 700.000 litros a 0.12 euros

Al cierre del ejercicio quedan en el almacén 600 puertas terminadas que queremos valorar de cara al ajuste contable.

Solución

Calculamos el coste estándar unitario para 10.000 puertas.

 

Precio total

Precio unitario

§  Planchas de acero: 20.000 unidades a 70 euros

1.400.000 €

1.400.000/10.000 = 140

§  Manivelas de alta resistencia: 10.000 unidades a 35 euros

350.000 €

350.000/10.000= 35

§  Pintura ignifuga para metal: 4.500 latas a 45 euros

202.500 €

202.500/10.000= 20.25

§  Mano de obra: 25.000 horas a 10 euros

250.000 €

250.000/10.000 = 25

§  Agua: 700.000 litros a 0.12 euros

84.000 €

84.000/10.000= 8.4

Total

2.286.500 €

228.65

Valor unitario 2.286.500/10.000=228.65

Valor de las existencias finales = 228,65 x 600 puertas = 137.190

El asiento de ajuste que debemos hacer por las existencias finales de nuestro producto terminado será el siguiente.

Debe

Haber

(350) Productos Terminados

137.190€

(712) Variación de Existencias de Productos Terminados

137.190€

Recordemos que en caso de existir existencias iniciales de este producto, deberíamos hacer en el ajuste otro asiento, el contrario al anotado, para dar de baja el importe inicial y dejar como saldo de la 350, solo el final que será el que vaya al balance.

Foro
FORO CONTABLE
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS