Análisis vertical y horizontal de los Estados Financieros. Parte I

analisis vertical

 

La elaboración de los Estados Financieros se puede entender como uno de los fines de la contabilidad financiera.  Sin dejar de ser cierto, también lo es que dicha elaboración se considerara como punto de partida de otra de las funciones encomendadas al departamento contable como es el análisis financiero de las cuentas anuales.

El análisis financiero lo forman una serie de procedimientos que  van a permitir el estudio de las cuentas anuales de una sociedad para realizar un diagnóstico de su situación económica y financiera actual y poder hacer estimaciones a futuro.

La interpretación de los datos obtenidos mediante este análisis va a permitir a la empresa medir su evolución al poder comparar los resultados alcanzados con los previstos, informando además de la capacidad de endeudamiento, de su rentabilidad y su fortaleza o debilidad financiera. Todo esto implica el análisis de la situación económica y financiera de la empresa de vital importancia para la toma de decisiones.

El análisis Horizontal y Vertical como primer paso para el estudio.

Para realizar un análisis de los estados financieros de una sociedad contamos con dos herramientas sencillas como son el Análisis Horizontal y el Análisis Vertical que pretenden analizar tanto la variación en porcentaje producida en una cuenta de un año a otro así como su peso dentro de la masa patrimonial a la que pertenece. Aunque se consideran las herramientas más básica del análisis financiero del balance y de la cuenta de pérdidas y ganancias, permiten detectar tendencias y ver si la composición económica, la financiera y los resultados de la empresa son adecuados y si su variación va o no por buen camino.

Pese a su simplicidad se trata de una herramienta muy valiosa dentro de lo que es la  gestión financiera. Aunque  los dos análisis son complementarios y sus conclusiones no deben considerarse como independientes, su estudio si conviene hacerlo por separado.

¿En que consiste el Análisis Vertical?

El análisis vertical pretende expresar la participación de cada una de las cuentas de los estados financieros (balance y pérdidas y ganancias) como un porcentaje.

  • De cara al Balance nos permitirá medir cómo está compuesto el activo, el pasivo y el patrimonio neto de la sociedad. La referencia por tanto será el total del activo ó el total que forman el pasivo y patrimonio neto.
  • De cara a la cuenta de cuenta de pérdidas y ganancias nos ayudará a conocer, por ejemplo, que porcentaje de los ingresos representa el coste de las ventas y los demás gastos a fin de poder ajustarlos y conseguir una mayor rentabilidad.  La referencia que se toma en este caso es el total de ingresos por ventas.

En definitiva, el análisis vertical  pretende determinar si la distribución de los  activos y pasivos de la empresa es la más idónea de cara a sus necesidades tanto operativas como financieras. Si, por ejemplo, nuestra sociedad trabaja en un sector determinado donde es muy necesario un determinado nivel de efectivo (pongamos un 10% del total del activo debe ser liquido)  podemos con esté análisis ver si lo cumplimos o no.

El análisis vertical puede ser interesante en dos ámbitos. Uno de ellos es realizando comparaciones con empresas del mismo sector  y otro, comparando estados financieros de la misma sociedad en distintos ejercicios para ver su evolución.

¿Cómo se realiza el Análisis Vertical?

Como el objetivo es determinar el porcentaje que representa cada cuenta en el total de su masa patrimonial lo que hacemos es dividir la cuenta por el total y multiplicamos por 100.

Se considera el total del Activo y el total del Patrimonio neto y Pasivo para las cuentas de balance y el total del valor de las ventas para las de pérdidas y ganancias.

Pongamos un ejemplo:

Cuenta contable

Importe

Análisis Vertical

Caja

12.000

(12.000/240.000) x 100 = 5%

Banco c/ c

24.000

(24.000/240.000) x 100 = 10%

Inversiones financieras a c/p

48.000

(48.000/240.000) x 100 = 20%

Deudores

24.000

(24.000/240.000) x 100 = 10%

Mobiliario

48.000

(48.000/240.000) x 100 = 20%

Maquinaria

72.000

(72.000/240.000) x 100 = 30%

Equipos para proceso de información

12.000

(12.000/240.000) x 100 = 5%

Total Activo

240.000

100%

Capital

120.000

(120.00/240.000) x 100 = 50%

Reservas

48.000

(48.000/240.000) x 100 = 20%

Proveedores

36.000

(36.000/240.000) x 100 = 15%

Acreedores

21.600

(21.600/240.000) x 100 = 9%

Deudas con entidades de crédito

14.400

(14.4000/240.000) x 100 = 6%

Total patrimonio neto y pasivo

240.000

100%

Este análisis permite identificar la composición de los estados contables que sirven como base para interpretarlos. La interpretación de los estados financieros puede ser diferente en cada empresa ya que no se pueden usar reglas para generalizar,  aunque es cierto que si existen algunos indicios que pueden determinar si una situación es la adecuada o puede ser negativa en nuestro balance. Sin pretender ser muy exhaustivos sí que podemos comentar de manera genérica algunos.

  • La cifra del disponible en caja y banco debe ser lo más reducida posible. No supone ningún tipo de beneficio tener dinero en efectivo inmovilizado en la caja o el banco sin generar ningún tipo de rentabilidad.
  • Las cuentas de inversiones financieras que supongan un porcentaje importante del activo solo tienen sentido si son rentables. Habrá que hacer un análisis de la rentabilidad que suponen en función del capital invertido en ellas y, por tanto, inmovilizado..
  • La cifra de clientes y otras cuentas a cobrar es quizás una de las que debamos controlar ya que se va a referir a las ventas realizadas por la empresa y no cobradas. Si la empresa no cobra por sus ventas y sin embargo si deber hacer frente al pago de sus deudas puede suponer un problema importante. Debe existir un equilibrio entre lo que lo que la empresa genera de liquidez y lo que gasta para no presentar problema de liquidez. Se deberá atender a este equilibrio para no tener que acudir a financiación interna o externa que le pueda suponer un coste financiero que podría haber evitado con una buena gestión.
  • La partida referida al almacén (existencias) es de vital importancia tanto para las empresas industriales como para las comerciales, no para las de servicios.
  • De igual manera, también es más importante en las empresas de producción las partidas referidas a bienes de equipo como maquinaria, edificios, instalaciones y sus importes son muy representativos.
  • Por lo que se refiere a las cuentas de pasivo, comenzando por el pasivo corriente, es importante que su cifra no sea muy elevada y, en todo caso ,e menor a la de los activos corriente para no afectar al equilibrio financiero de la empresa.

Como vemos el análisis va a depender de numerosas circunstancias, de la situación en ese momento de la empresa, de cuáles son sus metas pudiendo darse el caso de que lo que para una empresa es positivo no lo sea para otra o que una información por si sola dé lugar a confusión.

Por ejemplo, podemos ver una empresa que financia sus activos en un 80% con recursos ajenos y pensar que tiene una política financiera nefasta, cuando es posible que no utilice fondos propios pues los tiene invertidos en valores cuya rentabilidad superado el coste de los pasivos.

Conclusión

El estudio de este análisis nos permite:

  • Obtener una visión clara de la estructura del estado financiero estudiado.
  • Determinar el peso o importancia de las cuentas dentro del estado financiero.
  • Buscar una estructura idónea para nuestra empresa que permita mayor rentabilidad y una situación equilibrada.
  • Evaluar los cambios estructurales producidos en dos ejercicios o más consecutivos.

Foro
FORO CONTABLE
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS