El dilema del prisionero en actividades empresariales

dilema del prisionero

Tal y como se define en los libros de economía, el dilema del prisionero es un problema fundamental de la llamada "Teoría de Juegos", donde se muestran  los comportamientos de dos personas, en caso de que ambas cooperen o de que no lo hagana, y cuáles son las repercusiones de ambas decisiones. Este ejemplo está íntimamente relacionado con el “Equilibrio de Nash”, economista que desarrolló esta teoría,  en la que un “jugador“ puede traicionar al otro, a pesar de que ambos resultarían beneficiados si colaborasen juntos.

Pues bien, si lo trasladamos al ámbito empresarial, esta teoría explica que en la búsqueda del éxito (en nuestro caso empresarial o estratégico) además de nuestras propias decisiones tienen una relevancia fundamental las decisiones que toman los demás: la competencia.

Vamos a explicar brevemente el dilema del prisionero, y a continuación lo compararemos con la actividad diaria empresarial.

No delatar

Delatar

No delatar

(-2, -2)

(-10, -1)

Delatar

(-1, -10)

(-6, -6)

 

La situación es la siguiente, considera el supuesto en el que cada prisionero está encarcelado por separado, de tal forma que no pueden comunicarse entre ellos, ponerse de acuerdo, pactar sus decisiones o saber qué va a hacer el otro y los resultados de sus acciones serían los siguientes: si nadie delata, cada uno percibiría una condena casi mínima de dos años; si uno delata al otro, el que delata reduciría su condena al mínimo mientras que al delatado le incrementarían su condena al máximo (diez años); y la última decisión es que los dos se delaten mutuamente, si ambos deciden esta opción, entonces recibirían una condena media (6 años).

La conclusión a la que pretende llegar este ejercicio, es que el pensamiento lógico por separado de cada prisionero hace que al final cada uno tome por separado la decisión de declarar lo que es mejor para él individualmente, y no la que sería la mejor decisión para el bien común.

Si lo comparamos con la actividad empresarial podemos observar que es perfectamente aplicable. La cooperación entre empresas se ha convertido en una cuestión a plantear en la dirección estratégica de una compañía.

Si aplicamos esta teoría con dos empresas, que compiten en un mercado similar y en un mismo sector, se podría plantear la posibilidad de que ambas empresas cooperarán para mejorar su posición competitiva en el mercado. Las ventajas podrían ser las siguientes:

  • Cada empresa puede beneficiarse de las ventajas comparativas (las ventajas que se puede obtener al especializarse en algo) de la otra, aumentando sus capacidades y competencias.
  • Las dos empresas ganarían en cuanto a competencia en el mercado.
  • Ambas empresas pueden aprovechar las economías de escala, es decir, reducir el coste unitario de cada producto a medida que aumenta la producción.

El resultado final es que se produzca una simbiosis entre ambas empresas, para que la combinación de los negocios de ambas sea superior al resultado final de la acción individual de las mismas. Esto es, que el beneficio se maximizará si las dos empresas son honestas y realmente cooperan, porque en caso de que una de las dos traicione a la otra en busca de su propio beneficio, una de las dos, o incluso las dos, saldrían perjudicadas.

En la realidad, ni siquiera cooperando se logrará el máximo beneficio individual. Los ingresos de esta cooperación habría que compartirlos entre los competidores que cooperen, además de reducir la autonomía empresarial, al menos en todo lo relacionado con el objetivo de la cooperación. En todo caso, y en sectores altamente competitivos, probablemente la acción coordinada aporte beneficios.

Foro
FORO MERCANTIL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Comentarios

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS