La asesoría fiscal, contable y laboral en el estado de alarma. Covid 19

asesoría

La asesoría fiscal, contable y laboral está siendo vital en el momento que vivimos. Aunque es cierto que la situación va mejorando, el Estado de Alarma nos empieza a dar la impresión de que se va a prorrogar indefinidamente y (dejando al margen la prioridad sanitaria como es lógico) esto supone una gran preocupación también para los profesionales del ámbito contable, laboral y fiscal.

En una situación tan grave como la que estamos viviendo la labor de los sanitarios, de las fuerza y cuerpos de seguridad del Estado, protección civil, dependientes de negocios de primera necesidad o empresas de limpieza son de vital importancia y así se lo está reconociendo toda la sociedad. Sin embargo también hay otras profesiones que de una manera menos “evidente” deben continuar haciendo su labor para que las empresas puedan tener alguna esperanza de seguir con vida.

Los asesores, no solo no están obligados a no cerrar sus negocios sino que muy al contrario, deben mantenerse en pie al ser un sector indispensable para el buen funcionamiento de otras empresas

El teletrabajo en el ámbito de la asesoría

Es cierto que España no es un país que utilice las posibilidades de que dispone para fomentar el teletrabajo, al contrario que otros países de nuestro entorno. Quizás esta crisis pueda servir de prueba de fuego para que ámbitos como el que comentamos de la asesoría comiencen a ver esta forma de trabajo como una opción de futuro.

Para evitar riesgos de posibles contagios las Administraciones Públicas (con las que los asesores tienen contacto permanente) han cerrado sus sedes físicas (la Agencia Tributaria, la Tesorería de la Seguridad Social, el INSS, etc.). Sin embargo, son muchas las asesorías que mantienen sus locales abiertos por no estar preparadas para el teletrabajo, con el riesgo que esto les supone. Los asesores siguen teniendo contacto con papeles, contratos, facturas, que les envían sus empresas por correo y que, en cierta medida podrían ser evitables.

En cualquier caso, tanto en su sede, oficina, local o desde casa la labor de la asesoría a las empresas no ha cerrado. No es que el trabajo que se desempeña se considere de primera necesidad pero si es cierto que sin él, la supervivencia de muchas de las empresas ahora amenazadas estaría aún más en juego.

La importancia de la asesoría contable

Si en cualquier situación las sociedades requieren de una información precisa que les permitan tener argumentos suficientes en su toma de decisiones, imaginemos la importancia de tenerla hoy. El grado de incertidumbre que genera en las sociedades el Estado de Alarma y los efectos que este va a provocar  hacen que las sociedades deban tener una contabilidad fiable que les permita optar por las mejores decisiones para intentar salir a flote de esta grave situación.

Una buena contabilidad nos puede permitir:

  1. Realizar un diagnóstico de la situación real de la empresa y conocer económica y financieramente el tamaño del golpe sufrido a consecuencia de la pandemia.
  2. Suministrar toda la información para hechos que se van a presentar durante el Estado de Alarman y en la “nueva normalidad” como pueden ser.
  3. Presentar un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE)
  4. Solicitar las ayudas comprometidas por el Gobierno a través de préstamos y avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO)
  5. Entrega de la información requerido por las compañías de Seguros en los casos en que haya posibilidad de algún tipo de cobertura.
  6. Solicitud de un concurso de acreedores en los casos en que sea imposible hacer frente al pago de sus deudas.
  7. Tener la información necesaria para tomar decisiones trascendentales en el negocio y, aunque en parte puedan resultar traumáticas, permitan su viabilidad y futuro mantenimiento.

El asesoramiento fiscal y financiero en momentos de crisis

El asesor fiscal en el momento de la llamada desescalada y a la espera de llegar a la “nueva normalidad” pasa a convertirse en una analista de la situación de la empresa.

En primer lugar deberá realizar un análisis de riesgos ante la incertidumbre del momento y evaluar los daños al dejar de cumplir los objetivos que se tenían previstos antes de entrar en esta crisis.

Además de las ayudas que puedan recibir las empresas por parte del Estado está claro que van a precisar de financiación ajena de las entidades de crédito. Esto hace que el asesor deba realizar un análisis financiero y mantener el equilibrio entre reflejar la bajada de beneficios en la empresa con la consecuente reducción en la tributación y la necesidad de presentar unas cuentas más o menos saneadas que permitan acceder a dicho crédito.

Foro
FORO CONTABLE
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS