Vehículo de empresa, ¿deducibilidad del 100% de los gastos? – Tribuna INEAF

Deducción por IVA del vehículo profesional - INEAF

Por
16/04/2013

Cuando un empresario o profesional adquiría un vehículo para utilizarlo a nivel profesional y personalmente, en la mayoría de los casos, la Administración Tributaria presumía que la utilización empresarial era del 50%, permitiendo deducir el IVA soportado únicamente en esa cuantía.  Lo mismo ocurría con los  accesorios, piezas de recambio, carburantes, parkings, peajes, renovación y reparación de los mismos.

Para deducirse un importe superior era necesario demostrar que el porcentaje de utilización era mayor, y eso  era prácticamente imposible de probar, a excepción de los vehículos mixtos para transporte de mercancías, transporte de viajeros mediante contraprestación, enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación, uso por fabricantes en pruebas, ensayos, demostraciones o en la promoción de ventas, desplazamientos profesionales de representantes o agentes comerciales y servicios de vigilancia, en los que se permitía deducirse el 100%.

Ahora, la Agencia Tributaria, en la consulta V2475-12, marca que los requisitos exigidos legalmente para deducirse las cuotas de IVA soportado por la adquisición de bienes o servicios directamente relacionados con bienes de inversión, deben concurrir respecto de dicha adquisición en particular y su relación con la actividad desarrollada por el sujeto pasivo, independientemente de su relación  directamente con un bien afecto exclusiva y directamente a la actividad o profesión.

"Deducción del 100% del IVA en gastos accesorios"

 Podrá deducirse todo el IVA soportado por gastos de gasolina, peajes, parkings, etc. acreditando que se derivan de visitas a clientes, proveedores… en días hábiles o a través de cualquier medio de prueba admitido en derecho.

Puede incluso presentar un escrito rectificando las cuotas deducidas de las declaraciones que no hayan prescrito y solicitar la devolución del importe pertinente.

 En caso de reparaciones y compra de piezas de recambio, se podrá deducir el IVA en la misma proporción en la que se haya deducido el del vehículo (50% o más, en el caso en que pueda demostrar una afectación a la actividad económica superior).

 Según la Agencia Tributaría, como conclusión final, podríamos argumentar que el derecho a la deducción del IVA soportado por estos gastos, debe desvincularse totalmente de la adquisición del vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS