¿Qué ocurre si no hemos presentado la Declaración de la Renta?

Obligación de presentar la declaración de la renta - INEAF

Por
20/07/2013

El artículo 96 de la Ley  35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, establece que “los contribuyentes estarán obligados a presentar y suscribir declaración por este Impuesto, con los límites y condiciones que reglamentariamente se establezcan”. Además, el apartado 2 y 3 del citado artículo establece una serie de supuestos en los que no existe obligación de presentar declaración de la renta.

11431 25265

Por otro lado, el artículo 61 del Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, desarrolla reglamentariamente los límites que fijan la obligatoriedad o no de presentar declaración de la renta.

Si un contribuyente no ha presentado la declaración de la renta correspondiente al ejercicio 2012, por entender que no estaba obligado a ello ,y sin embargo, con posterioridad al 1 de julio de 2013 (fecha en la que finalizaba el plazo reglamentario de presentación de la renta correspondiente al ejercicio 2012) se da cuenta de que si estaba obligado a ello, la forma de proceder sería la siguiente:

a) Sin requerimiento previo por parte de la Administración:

  • Si el contribuyente presenta la declaración de la renta sin requerimiento previo, si la misma es a devolver o cero, se le sancionará por no presentar la declaración de la renta en plazo con una multa pecuniaria fija de 200 euros (artículo 198 LGT).
  • Si el contribuyente presenta la declaración de la renta sin requerimiento previo, si la misma es a ingresar, la Administración Tributaria exigirá los recargos por declaración extemporánea recogidos en el artículo 27 de la LGT.

b) Con requerimiento previo por parte de la Administración:

  • Si el contribuyente presenta la declaración de la renta como consecuencia de un requerimiento recibido de la Administración Tributaria por falta de presentación de la misma, y procede a presentar dicha declaración, si la misma es a devolver o cero, se le sancionará con una multa pecuniaria fija de 200 euros (artículo 198 LGT).
  • Si el contribuyente presenta la declaración de la renta como consecuencia del requerimiento recibido, y la misma es a ingresar, se le sancionará en aplicación del artículo 191 LGT.

En definitiva, el contribuyente debe presentar cuanto antes la declaración de la renta y, sobre todo, con anterioridad a cualquier requerimiento por parte de la Administración Tributaria, ya que resulta más beneficioso, sobre todo si el resultado es a ingresar. Ya que en este caso el contribuyente evita enfrentarse a una posible sanción que puede ser muy gravosa (la multa va del 50 % al 150 % de la cantidad dejada de ingresar).

Por último, si la declaración de la renta se presenta de forma extemporánea, el cómputo del plazo de los seis meses que tiene la Administración Tributaria para proceder a la devolución de la cantidad solicitada, en caso de que se presente la renta a devolver, se contaría desde la fecha de presentación de dicha declaración y no desde el día siguiente a la finalización del plazo reglamentario de presentación (2 de julio de 2013).

Foro
FORO FISCAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS