Qué es una startup y qué implica para un despacho profesional – Tribuna INEAF

Por
30/05/2013

Podemos definir Startup como una organización humana cuya función es la de buscar su modelo de negocio en condiciones de extrema incertidumbre. De esta definición podemos extraer algunas ideas:

  • Normalmente esa organización humana será una empresa de reciente creación. Puede ser un proyecto de jóvenes emprendedores sin experiencia o bien una nueva rama de una empresa ya consolidada.
  • El principal objetivo de estas empresas es buscar un modelo de negocio. Se dice que las startups no son versiones pequeñas de grandes empresas, más bien son el origen de una futura empresa. En la fase startup lo importante es encontrar o desarrollar la fórmula del negocio.
  • Si se dedican a buscar es porque pretenden innovar. El contexto de incertidumbre se debe a que pretenden crear algo que no existe o añadir variaciones a productos o servicios de manera que supongan una novedad en el mercado. El factor de la novedad conlleva que no sepamos si la idea va a funcionar o no.
El sector de las nuevas tecnologías y comercio electrónico es en el que más startups se encuentran. Suele asociarse a modelos de negocio escalables, esto es, con gran potencial de crecimiento con costes variables reducidos. Mucho riesgo pero mucha rentabilidad. No obstante la incertidumbre ya no es exclusiva en modelos innovadores. La caída del consumo y otros factores de la crisis han propiciado que hasta los negocios más tradicionales tengan serias dudas sobre su viabilidad pese a aplicar las reglas de oro de cada sector. Está provocando que se utilice startup para nombrar a casi cualquier empresa de nueva creación. Esta extensión del término más allá del sector TIC a mí no me parece mal. Es cierto que la palabra se ha puesto de moda y se abusa de ella, pero también ayuda a romper barreras y poner de manifiesto la importancia de las innovaciones (por pequeñas que sean) para todo tipo de empresa que quiera ser competitiva. De la misma manera que utilizar emprendedor en lugar de empresario, si ayuda a cambiar la mentalidad colectiva en cuanto a crear tu propia empresa, por mí perfecto. Para los despachos profesionales supone un cambio en el perfil del cliente. Como hemos visto más arriba, ese cliente se enfrenta a la incertidumbre por intentar innovar; otras veces afronta la incertidumbre mediante la innovación. En definitiva, el cliente startup va a plantear cuestiones y problemas para los que no son suficientes las áreas de práctica tradicionales. Las relaciones con sus socios, clientes, canales, proveedores… son cada vez más complejas y es necesario conectar el derecho mercantil, fiscal, laboral, contabilidad con otras disciplinas y competencias profesionales.

Foro
FORO MERCANTIL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS