¿Qué es el compliance tributario o fiscal?

Compliance tributario

Cuando hablamos de compliance tributario, nos referimos al control de los riesgos tributarios derivados de un posible incumplimiento de la normativa tributaria por parte de las empresas, sin importar su tamaño y actividad.

Pero...¿Por qué es importante?

La figura del compliance fiscal se basa en un conjunto de medidas y protocolos y forma parte del sistema de gestión de compliance, cuya implantación supone el garantizar el cumplimiento de la legislación fiscal por parte de las empresas, eliminando o reduciendo la posible comisión de delitos fiscales.

Su primer antecedente internacional fue el Plan de Acción BEPS (Informe sobre la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios) afrontando la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios a jurisdicciones con una baja o nula tributación.

A nivel nacional, se aprobó el Código de Buenas Prácticas, con el fin de reforzar la cooperación y confianza entre el contribuyente y la Agencia Tributaria, complementado por la iniciativa privada de publicar, en 2019, la Norma UNE 19602 sobre sistemas de gestión de Compliance Tributario por parte de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).

La Norma UNE 19602

La Norma UNE 19602, con el nombre "sistemas de gestión de compliance tributario. Requisitos con orientación para su uso", establece una serie de requisitos y directrices con el fin de adoptar, implementar, mantener y mejorar continuadamente las políticas de compliance tributario.

Con esta Norma las organizaciones tienen a su alcance un correcto sistema de gestión de compliance penal, antisoborno y tributario, con certificación, para poder demostrar ante la Hacienda Pública o los tribunales la intención de cumplir con todas las obligaciones tributarias.

Esta Norma ayuda a las empresas a implantar un sistema de gestión con el objetivo de facilitar la identificación, prevención y detección de los riesgos fiscales.

Objetivos

Tras la Norma UNE 19601 en materia de Compliance Penal un sistema de gestión de los riesgos tributarios es un complemento perfecto para ayudar a las compañías.

Entre los objetivos de la UNE 19602 se encuentran:

  • El que todas las empresas incorporen a su gestión interna las prácticas recogidas por la norma como parte de una sistema de cumplimiento normativo, de buen gobierno y transparencia.
  • La cooperación e información entre la Agencia Tributaria y las empresas.
  • La revisión por parte de la empresa certificadora de la correcta implantación, ejecución y seguimiento del sistema de compliance fiscal.
  • El que la certificación sirva como elemento de prueba ante los tribunales o la Administración Tributaria.
  • El reducir las consecuencias fiscales identificando las debilidades y los riesgos por el incumplimiento normativo por parte de las empresas.

Riesgos a evitar con el compliance tributario

La UNE 19602 divide el análisis del riesgo en dos categorías, pero deberá hacerse siempre teniendo en cuenta la situación de cada empresa (lugar de operaciones, partes afectadas por el sistema de compliance tributario, las leyes de aplicación, etc.,):

  • El riesgo de procedimiento. Su contenido supone la existencia de una eventualidad fiscal por un procedimiento de gestión y control inadecuado de llevanza de las obligaciones fiscales de la empresa.
  • El riesgo de interpretación. Su existencia parte de la interpretación de la norma de forma distinta a la interpretación de la Agencia Tributaria o los tribunales.

La evaluación de los riesgos tributarios, una vez identificados, deberá hacerse contando con las posibles consecuencias económicas, administrativas y legales, si estos llegasen a materializarse, para poder determinar las medidas y controles a implementar para reducirlos.

Beneficios de implementar un sistema compliance tributario

Finalmente, veamos los beneficios de obtener la certificación de compliance fiscal.

Además del propio beneficio de obtener una certificación, los riesgos de cometer delitos tributarios se verán reducidos en todos los departamentos de la compañía. La política de compliance tributario deberá de ser comunicada de forma interna al personal.

El personal conocerá todas obligaciones normativas y evitará la comisión de delitos o irregularidades fiscales.

Otro punto a su favor es la propia seguridad jurídica frente a la Hacienda Pública minimizando los riesgos ante una inspección.

Otra de las ventajas de implementar este sistema es la confianza a nivel externo en la empresa. Viene dado por su compromiso público de querer cumplir con todas las obligaciones tributarias y prevenir la comisión de fraude fiscal.

Por último, es importante tener acceso a la información en materia fiscal y económica de la compañía. Esto permitirá mejorar la gestión empresarial a la hora de tomar cualquier tipo de decisión, aunque sea poco transcendental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS