Preguntas ilegales en una entrevista de trabajo

Obligatoriedad de la factura electrónica

Por
2/06/2022

Una entrevista de trabajo es un encuentro desequilibrado dado que el reclutador tiene todo el “poder”, pero la persona entrevistada también tiene sus derechos y hay preguntas ilegales en una entrevista de trabajo que no estás obligado a responder.

¿Hay preguntas ilegales en una entrevista de trabajo?

Hay que tener claro que cualquier pregunta que traspase el ámbito privado y personal en una entrevista de trabajo es ilegal. El artículo 14 de la Constitución Española prevé "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social". Por tanto, prevalece el derecho a la no discriminación de los candidatos, el proceso de selección debe estar presidido por un principio de igualdad de trato y de oportunidades.

En este sentido, la información que se solicita en un proceso de selección de trabajo debe centrarse en una información de tipo profesional, para conocer la idoneidad del candidato, referida a la descripción del puesto de trabajo, pero nunca en cuestiones que puedan inducir a una discriminación.

Una entrevista de trabajo debe estar presidida por el principio de igualdad en el acceso al empleo, no puede establecerse ninguna discriminación, directa o indirecta, basada en motivos de origen étnico o racial, edad, sexo, religión o convicciones, estado civil, orientación sexual, opinión política, condición social, afiliación sindical, lengua dentro del estado, salud y discapacidad, siempre que los trabajadores estén en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate.

Por tanto, preguntas como tu estado civil o los planes de tener hijos nunca se deberían plantear en una entrevista.

Ejemplos de preguntas ilegales

Poniendo como límite la no discriminación de los candidatos, la siguientes preguntas se consideran ilegales en una entrevista de trabajo:

  • ¿Naciste en España?
  • ¿Qué edad tienes?
  • ¿Cuál es tu orientación sexual?
  • ¿Perteneces a algún partido político?
  • ¿A qué partido votaste en las últimas elecciones?
  • ¿Cuál es tu etnia o raza?
  • ¿Crees en alguna religión?
  • ¿Cuál es tu estado civil?
  • ¿Tienes hijos?
  • ¿Planeas tener hijos pronto?
  • ¿Cuánto mides?
  • ¿Cuánto pesas?
  • ¿Tienes algún tipo de discapacidad?

En una entrevista de trabajo todas estas cuestiones, que son contrarias a la igualdad y la intimidad. Las respuestas no estarían justificadas en el análisis de las capacidades del entrevistado para el desempeño del puesto de trabajo que se está seleccionando.

La persona encargada de realizar la selección no puede plantearnos preguntas sobre: sexo, edad, estado civil, salud, etc. tampoco puede hacerlo sobre religión, política o condición sexual. El problema de este tipo de cuestiones es que, legales o ilegales, puedes estar jugándote el puesto de trabajo dependiendo de lo que contestes.

Existen algunas excepciones como puede ser la solicitud previa a la contratación del certificado de delitos de naturaleza sexual a aquellos trabajadores que ejerzan actividades, profesiones u oficios que impliquen un contacto habitual con menores (La Ley Orgánica 1/1996, de Protección Jurídica del Menor, modificada por la Ley 26/2015 y la Ley 45/2015, de Voluntariado establece la obligación de que se aporten Certificados Negativos del Registro Central de Delincuentes Sexuales para todos los Profesionales y Voluntarios que trabajan en contacto habitual con Menores).

¿Cómo responder a preguntas ilegales en una entrevista de trabajo?

Aunque estas preguntas son ilegales siguen saliendo en las entrevistas, si estamos en una entrevista y nos plantean alguna cuestión que traspase el ámbito privado tenemos tres opciones: No responder, responder y denunciar.

No responder

La primera opción ante una pregunta que traspase el ámbito privado es no responder siendo diplomático. Podemos contestar “lo siento pero preferiría no responder a esa pregunta” también podemos desviar la atención de la pregunta hacia otra cuestión y cerrar el tema.

Responder

La segunda opción es responder. Quizás solo sea ignorancia y no haya mala intención. En este caso es recomendable preguntar antes de responder de qué manera puede afectar la respuesta a nuestra candidatura.

Denunciar

La tercera opción es denunciar a la empresa ante la inspección de trabajo. Pregunta ilegal, acción legal. Hay que tener en cuenta que si denunciamos tendremos que poder probar que estas preguntas se han planteado en la entrevista de trabajo.

Como conclusión podemos extraer que en general, en una entrevista de trabajo, debe evitarse cualquier pregunta sobre cuestiones personales que no afecten al desempeño en el puesto en la medida en la que puedan ser discriminatorias, dado que las preguntas formuladas deben estar justificadas en la valoración de los candidatos para el puesto de trabajo que se pretende cubrir

Quizás le interese: Curso Práctico en Gestión de Personal. Planificación de Plantillas de Trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS