¿Cómo funcionan los lobbies? Todo lo que debes saber

El lobby empresarial también se conoce como un grupo de presión. Estas personas trabajan en conjunto para dirigir determinadas decisiones de los poderes públicos e intentar así que éstas les sean favorables.

Origen del término lobby

El término lobby nació en la Inglaterra del siglo XVIII.

Concretamente, se comenzó a denominar así por los grupos de personas que se agolpaban en la entrada del parlamento británico para realizar sus demandas a los políticos. De hecho, lobby significa vestíbulo.

En definitiva, los lobbies tratan de influir en la toma de decisiones de las políticas públicas, es decir, para que cambien las leyes a su favor.

La existencia de estos grupos de presión no es ilegal, salvo que en esta actividad chantajeasen, extorsionasen o sobornasen a funcionarios públicos o a otro tipo de autoridad pública.

El término lobby no tiene por qué tener una implicación negativa

Los lobbies pueden realizar sus funciones de forma honorable, e incluso, existen grupos de presión con fines altruistas, por tanto, pueden tener una connotación positiva.

De hecho, también es posible que generen estados de opinión en la sociedad pública, más que presionar directamente a los políticos o autoridades públicas.

En ese sentido, el lobby empresarial puede tratarse de una actividad que realizan empresas, pequeñas asociaciones u ONGs.

Tipos de lobbies

A lo largo de la historia se han ido clasificando los lobbies según el sector económico al que pertenecieran:

  • Militar.
  • Financiero.
  • Energético.
  • Farmacéutico o sanitario.
  • Automovilístico.
  • Tecnológico.
  • Alimentación.
  • Juego.
  • Infraestructuras.

Las estrategias del lobby empresarial

En líneas generales, las estrategias que puede tener un lobby empresarial son de organización, de movilización, de comunicación o de influencia.

En lo que respecta a la primera, consiste en fortalecer el grupo de presión, en cambio, la de comunicación es aquella que utiliza los mass media, es decir, los medios de comunicación en masa.

Por otra parte, pueden usar una estrategia de movilización, la cual, se diferencia de la estrategia de influencia en que en ésta última buscan llegar al objetivo lo más rápido posible.

Lobbies en la Unión Europea

Desde 2011 la Unión Europea ha venido firmando Acuerdos Interinstitucionales para establecer un Registro de transparencia para las organizaciones y las personas que participan en la elaboración y aplicación de las políticas de ésta.

Actualmente el Acuerdo Interinstitucional que hay vigente es del 20 de mayo de 2021, realizado entre el Parlamento Europeo, el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea sobre un Registro de transparencia obligatorio.

Existen una serie de actividades excluidas, como, por ejemplo, las comunidades religiosas, los partidos políticos o las autoridades gubernamentales, entre otras.

Registro de Transparencia Obligatorio de la Unión Europea

Este registro se basa en la gobernanza conjunta, y, así, tener medidas para fomentar la representación ética de intereses.

Por tanto, para organizaciones que realicen este tipo de actividades de representación de intereses, deberán encontrarse en este registro de forma obligatoria.

En la propia página web del Registro de Transparencia se indica que éste tiene los siguientes componentes principales:

  • Un sitio web en el que los representantes de intereses registran información actualizada sobre sus actividades a escala en la Unión Europea.
  • Un código de conducta que deberá regular como interactuar con los representantes de intereses con las instituciones de la Unión Europea.
  • Un mecanismo de denuncia que permite a cualquier ciudadano iniciar una investigación administrativa, todo ello si presuntamente se ha incumplido el código de conducta por parte de los representantes de intereses registrados.

Actividades objeto de registro

Consiste en una base de datos para los representantes de intereses que llevan a cabo actividades con el objeto de influir en la formulación o ejecución de políticas y legislación de la Unión.

Por ello, entre algunas de las actividades que requieren encontrarse en este registro podemos citar la de reunión con funcionarios de la Unión, intervenir en audiencias públicas en el Parlamento, participar en consultas públicas celebradas por la Comisión, u organizar campañas de comunicación.

Entre estas actividades podemos encontrar diferentes empresas u organizaciones del sector económico, como son las consultorías profesionales, los despachos de abogados, sindicatos y asociaciones profesionales, o instituciones académicas, entre otras.

Legislación española

Por su parte, en España se intentó iniciar la regulación en 2021, tras la apertura de un periodo de consulta pública sobre los anteproyectos de Ley de Transparencia e Integridad en las actividades de los grupos de interés (lobbies) y de Prevención de conflictos de intereses del personal al servicio del sector público.

A día de hoy todavía no se encuentra ninguna de éstas en vigor, por lo que la Unión Europea está forzando su regulación, ligándolo con el desembolso de los fondos Next Generation.

¿La regulación es necesaria?

Desde luego que sí. La no regulación de los lobbies implica que se incluya en agenda política cuestiones que, de otra forma, no se hubiesen incluido.

En este sentido, podemos citar el caso Bankia, o, incluso, la contratación de ex altos cargos de la Administración en las grandes eléctricas.

Es decir, la ausencia de regulación implica que se escuche más a unos que a otros llegando a establecerse medidas que contradicen a diferente normativa europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS