Las elecciones catalanas: Implicaciones de una Cataluña Estado

elecciones catalanas - INEAF

Por
24/09/2015

Las elecciones catalanas están a la vuelta de las esquina y, aunque lo más comentado son las consecuencias de una posible independencia en la participación del F.C. Barcelona en la Liga Española, la verdad es que deberíamos plantearnos otras muchas cuestiones que pueden afectar a la población en general.

Viabilidad a medio plazo

En este aspecto, los ciudadanos catalanes reciben a diario mensajes contradictorios. Por una parte, los partidos a favor de la independencia prometen un estado con mayor calidad de vida, mayor renta per cápita, mayor nivel de empleo y más y mejores servicios sociales.

Sin embargo, por otra parte, los contrarios condenan la independencia a un fracaso indicando que sólo se conseguiría pobreza y paro. Así, la tendencia independentista defiende un estado catalán completamente viable, al mantener que no hay motivos para pensar que no sea así. Se argumenta manifestando que Cataluña presenta la economía más abierta de España, con infraestructuras de calidad y una renta per cápita superior en paridad de poder respecto a países como Reino Unido o Francia.

Aunque inicialmente, en un entorno idílico, todo ello podría ser real, hay que tener en cuenta las escasas posibilidades de una secesión amistosa y pactada. De hecho, de no ser así, habría una ruptura en la que los números dejan de cuadrar. La posibilidad de salir de la Unión Europea y de la zona euro existe, con todas las consecuencias que ello conlleva: un riesgo de fuga de capitales, un incremento de deuda pública, una caída del comercio o una gran dificultad para financiar el gasto público son escenarios posibles que ennegrecen la situación.

Deuda pública

Según los últimos datos facilitados por el Banco de España, la deuda pública de la Generalitat de Cataluña alcanza los 66.813 millones de euros, lo que representa el 32,8% de su PIB, estando la media española en un 23,2%.

Además de la deuda pública, existen 37.000 millones de euros más en préstamos concedidos por el Estado central mediante el Plan de Pago a Proveedores y el Fondo de Liquidez Autonómico o FLA.

Inicialmente, Artur Mas señaló que la Generalitat no pagaría la deuda si el Gobierno no entra en negociaciones y que, además, tampoco asumiría la parte de la deuda estatal que le correspondería en caso de secesión (a Cataluña le correspondería el 16% del total de la deuda si se hiciera un hipotético reparto en función de la población).

Ante estos datos la Generalitat plantea una asignación de la deuda en función del peso del PIB sobre el conjunto o bien en función del porcentaje de gasto e inversiones del Gobierno central en la comunidad catalana pero, el equipo de Gobierno no se lo llega ni a plantear en estos momentos al considerar que la independencia no va a llegar a suceder.

El principal riesgo de una ruptura sin negociaciones es la financiación a corto plazo ya que en un primer momento no se dispondría de ingresos fiscales suficientes para financiar su gasto público y debería acudir al mercado para financiarse, con unas condiciones crediticias supuestamente duras.

Pensiones

Según Artur Mas en unas declaraciones recientes realizadas en un acto electoral, si Cataluña fuese independiente, las pensiones estarían garantizadas y serían incluso mayores argumentando que la tasa de empleo de la comunidad es superior al resto y que, en consecuencia, el sistema de Seguridad Social estaría más saneado.

Sin embargo, según los datos oficiales de 2014, los ingresos por cotizaciones generados en Cataluña ascienden a 14.362 millones de euros mientras que los gastos en pensiones alcanzan los 19.973 millones, generando así un déficit de 5.600 millones.

En caso de ruptura sin negociación, habría que plantearse dudas tan fundamentales como ¿qué ocurre con los jubilados residentes en Cataluña que cotizaron en otras comunidades?, ¿cómo obtendría la Generalitat la información laboral que tiene actualmente la Seguridad Social? o ¿dónde decidirán las empresas españolas ingresar las cotizaciones sociales? ¿en las arcas españolas o en las catalanas?

Sea como fuere y, dejando de un lado las especulaciones sobre una posible independencia, lo cierto es que las incertidumbres que surgen son innumerables y deberemos estar atentos a todos los movimientos políticos que van a acontecer a partir del próximo domingo. No olvidemos que las elecciones generales están también al caer y cualquier movimiento puede determinar ganar o perder una gran cantidad de votos. Permaneceremos alerta.

Foro
FORO FISCAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS