La reforma fiscal: Fomento del Ahorro

mercfado de deuda - INEAF

Por
5/07/2014

Una vez conocidas las conclusiones y recomendaciones del informe Lagares, el Gobierno ha aprobado en consejo de ministros el anteproyecto de ley de la reforma fiscal  que incide en la gran mayoría de impuestos actuales, siendo el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) uno de los más afectados.

En este sentido,  se va a reducir progresivamente el tipo que se aplica en el IRPF a los rendimientos del capital, para regresar a los niveles anteriores a los establecidos en 2011.

Aún así, seguirá habiendo tipos distintos según el importe de las rentas:

-          Para rentas de hasta 6.000€ bajará del 21% actual al 20% en 2015 y al 19% en 2016.

-          Para rentas entre 6.000€ y 50.000€, el tipo bajará del 25% actual al 22% en 2015 y al 21% en 2016.

-          Por último, para rendimientos superiores a los 50.000€, el tipo se reducirá del 27% actual al 24% en 2015 y al 23% en 2016.

En esta vía, se deduce que el cambio con la reforma fiscal va a reformular la fiscalidad sobre el ahorro a medio y largo plazo como medida de fomento.

Otro de los indicativos del fomento del ahorro es la creación de un nuevo depósito financiero, con características de depósito o seguro y con una serie de incentivos fiscales: el plan Ahorro 5.

Esta fórmula para fomentar el ahorro a medio plazo tiene como característica principal la exención de sus rendimientos en el IRPF: los rendimientos generados por los productos plan Ahorro 5 estarán exentos de tributar en el IRPF hasta un límite de 5.000€ anuales.

Las condiciones de este nuevo producto financiero son bastante simples:

-          Debe mantenerse la inversión durante cinco años.

-          La entidad financiera o aseguradora debe devolver al final de los cinco años por lo menos el 85% del capital invertido.

-          Un mismo contribuyente no puede contratar más de un plan de este tipo de forma simultánea.

Aunque bancos y aseguradoras no pueden empezar a comercializar este nuevo producto hasta el 1 de enero de 2015, éstos ya han comenzado a diseñar planes de ahorro para todos los gustos.

No obstante, ¿hasta qué punto afecta esta medida al ahorrador medio? Vamos a verlo con un ejemplo:

Con los tipos de interés a mínimos históricos, los planes Ahorro 5 ofrecerán muy probablemente una rentabilidad entre el 2% y el 3% TAE, según estimaciones iniciales del sector.

Si el cliente contrata el plan Ahorro 5 con una rentabilidad del 3% TAE, invierte 5.000€ y no tiene otras rentas de capital, tributará probablemente al 20%-19%. Si establecemos una tributación del 19% la rentabilidad y el ahorro fiscal del producto será:

-          Rentabilidad anual: 150€ (5.000 x 3%)

-          Ahorro fiscal anual: 28,5€ (150 x 19%)

-          Ahorro fiscal al cabo de 5 años: 142,5€ (28,5 x 5)

Con este ejemplo, se deduce que un ahorrador medio logrará un ahorro fiscal entorno a los 150 euros durante cinco años por la nueva medida impulsada por el Gobierno.

Así, aunque a priori pueda ser un producto interesante, quedando a la espera de la rentabilidad real que pueda ofrecer cada entidad bancaria y aseguradoras, se prevé que esta nueva fórmula de financiación se quede a medias por todas las restricciones que se imponen en su funcionamiento.

Foro
FORO FISCAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS