La legislatura de Rajoy ha supuesto 20.000 millones de euros de subida en presión fiscal

presión fiscal - INEAF

Por
11/12/2014

No hay día que no escuchemos hablar sobre la imparable y constante subida de impuestos y más a raíz de la aprobación de la reforma fiscal. Aunque se han producido rebajas tributarias mediante la reforma fiscal que entrará en vigor en enero de 2015, la verdad es que las subidas fiscales acontecidas en los últimos años no llegan a compensarse.

Según los planes presupuestarios de Hacienda elaborados para la Comisión Europea, en el período 2012-2014 se ha registrado una subida impositiva de 28.301 millones de euros para los contribuyentes españoles. En cuanto a rebajas fiscales, se prevé que entre 2015 y 2016 se reduzca la carga impositiva en aproximadamente 8.405 millones de euros, lo cual no compensa en absoluto los casi 30 millones de incremento en períodos anteriores.

Desde el inicio de la legislatura, se han subido la gran mayoría de los impuestos: IRPF, Impuesto sobre Sociedades (debido a la supresión de deducciones), IBI, Impuestos especiales,… Aunque algunas de las subidas ya se registraron a finales de la legislatura anterior, es cierto que el deficiente estado de la economía española provocó un aceleramiento y un mayor incremento de la presión fiscal que ha afectado notablemente a la legislatura actual.

A continuación, presentamos las principales medidas aprobadas durante la legislatura:

IRPF: A principios de la legislatura (diciembre de 2011) se aprobó el mayor incremento de este impuesto registrado hasta el momento. Aunque en un inicio el incremento sólo debía estar vigente durante dos años, se amplió durante un año más. Aunque se han aprobado rebajas tributarias con efectos limitados (la principal de ellas la reducción del 20% para los nuevos autónomos) y se eliminó el incremento comentado, la nueva reforma fiscal implica un incremento muy similar al aprobado en 2011. De hecho, el impacto neto de esta medida se fija en 107 millones de euros.

IVA: Los tipos de gravamen del Impuesto sobre el Valor Añadido también se han visto incrementados en su mayor parte. El tipo general ha pasado del 18% al 21% y el tipo reducido del 8% al 10%. Si además tenemos en cuenta que se han reclasificado ciertos productos y servicios, el incremento impositivo que ha aprobado el gobierno actual ha costado unos 10.000 millones de euros.

Impuesto sobre sociedades: Se trata del único gran impuesto que no ha registrado un incremento de los tipos impositivos durante la crisis. Sin embargo, también se registra un incremento de la presión fiscal por la supresión o limitación de ciertos incentivos fiscales. Si tenemos en cuenta que la actual reforma fiscal rebaja los tipos del 30% al 25% se estima que, a pesar de las limitaciones de las deducciones, se produzca un ahorro empresarial de 437 millones en 2015, llegando a los 2.641 millones en 2016.

Impuestos especiales: Estos impuestos engloban tributos sobre el tabaco, la cerveza, el alcohol o los hidrocarburos. Todos se han visto incrementados durante la legislatura salvo el impuesto sobre la cerveza y el impuesto sobre el vino. Los incrementos del impuesto sobre el tabaco ha llegado a suponer un aumento en la carga impositiva de 600 millones de euros para los fumadores.

Medio ambiente: Siguiendo las recomendaciones ofrecidas por Bruselas, el Gobierno aprobó en 2013 nuevas figuras impositivas como el impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica o tributos sobre producción y almacenamiento de la energía nuclear, lo que ha supuesto (para el conjunto de tributos verdes), una recaudación de 1.570 millones en 2013 y una previsión de 408 millones en este ejercicio.

 

Foro
FORO FISCAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS