La importancia del inglés jurídico en profesionales del ámbito legal

ingles juridico

Por
22/03/2022

El inglés jurídico es necesario actualmente para los profesionales del ámbito legal, ya que se trata de una lengua esencial en el contexto legal internacional.

Importancia inglés jurídico para abogados / abogadas

Dominar el idioma inglés o mejor dicho “legal english” en el ámbito de los negocios internacionales, concretamente en el sector legal, es de especial importancia, pues estas relaciones son un hecho innegable y cotidiano.

Cada vez son más numerosas las relaciones con los despachos extranjeros y, por ende, más los textos jurídicos necesarios de traducir por los abogados españoles.

Cómo aprender inglés jurídico

Para aprender inglés del ámbito jurídico, se puede acudir a diferentes recursos para familiarizarse con la materia. En internet existen blogs con contenido de inglés jurídico donde se puede enriquecer las expresiones y vocabulario conocido, por otro más extenso y variado.

Por otra parte, se puede aprender a través de cursos prácticos de inglés para profesionales del ámbito legal, tanto online como presenciales, donde además de aprender expresiones y vocabulario, se puede aprender a realizar una exhaustiva traducción jurídica o a leer y escribir textos jurídicos en este idioma.

A continuación, veremos distintas modalidades para certificar y acreditar el nivel de inglés jurídico que conocemos.

Modalidades de certificación de inglés jurídico

Si además de aprender inglés jurídico por ampliar conocimientos y facilitar nuestro trabajo como profesionales legales, o por mejorar nuestras relaciones con despachos extranjeros, necesitamos o queremos acreditarlo, es posible.

International Legal English (ILEC)

Anteriormente a 2016, existía el International Legal English Certificate (ILEC), el certificado de inglés jurídico de Cambridge. Se podía obtener a través de la realización de un curso de inglés jurídico en cualquier empresa destinada a ello, y posteriormente realizar un examen por Cambridge English.

Con este certificado, se podía acreditar a las empresas que poseías el nivel avanzado de inglés (B2-C1) que se requiere para poder trabajar en el ámbito del derecho internacional.

Sus últimas convocatorias, se produjeron en diciembre de 2016, y desde entonces, dejó de utilizarse esta acreditación.

Test of Legal English Skills (TOLES)

Actualmente, contamos con TOLES como certificado reconocido a nivel internacional, con el que se puede demostrar el nivel y habilidades en inglés jurídico.

Se creó para profesionales del ámbito legal que trabajan como abogados/as o departamentos jurídicos de empresas multinacionales. Se trata de un examen para quien no tiene el idioma inglés como lengua materna, y sin embargo, quiere acreditar o mostrar que sí tiene un nivel de idioma adecuado para trabajar con documentos, textos jurídicos y contratos en inglés.

Para obtener este certificado, es necesario acudir a un centro de examen registrado de TOLES, que organice exámenes oficiales con la Junta Central de Exámenes en Inglaterra. Hay varios niveles de inglés jurídico; “Foundation, Higher y Advanced”.

Este examen exige un alto nivel de gramática y precisión lingüística, teniendo muy en cuenta la parte escrita o “legal writing”.

Importancia del legal writing

Los mejores profesionales de la traducción jurídica, son quienes sobre todo conocen lo importante que es redactar correctamente los textos jurídicos y mejorar las habilidades lingüísticas.

Lo más importante del legal writing es escribir pensando en la persona receptora, bien sean jueces, clientes, partes contrarias, etc. Para ello hay que plantearse qué pretensión o que objetivo se desea conseguir con la redacción de ese documento.

El texto debe contener una estructura coherente y si va dirigido a clientes, tiene que mostrar autenticidad en la forma de expresarse.

Además, el texto legal debe cerrarse con una clara pretensión de acción, por ejemplo; solicitar al juez que emita una orden, que la otra parte acceda a las peticiones, que el cliente siga determinadas instrucciones, etc.

Complejidad de expresiones y vocabulario del inglés jurídico

El lenguaje jurídico es muy complejo, cuanto más en otro idioma distinto al materno. A continuación, presentamos algunas de las cuestiones que propician una mayor dificultad en el inglés jurídico, en cuanto a expresiones y vocabulario.

Tipos léxicos:

- Dificultad por una terminología muy técnica: distraint, adjourn, litigation, indemnity, endowment, condonation, alimony, collusion, bribery, eviction, default.

- Presencia de subtécnicos o semitécnicos, es decir, terminología que tiene un significado distinto del que tiene en la lengua general, al presentarse en un contexto jurídico: action como “proceso o demanda”, hand como “firma”, service como “notificación”.

Es frecuente encontrar adjetivos del lenguaje general con un uso concretamente jurídico: absolute como “definitivo, categórico, firme, incondicional”.

- Palabras o expresiones recogidas de otras lenguas en su forma original o adaptada: los términos procedentes del latín pueden ser de tres clases.
Por un lado, préstamos, es decir, palabras o expresiones latinas que no han cambiado su forma original (fieri facias, prima facie, bona fide…); por otro lado, palabras de origen latino adaptadas al inglés (abscond, impugn, insolvent, alibi); y por último, calcos procedentes del latín, por ejemplo, goods and chattles (bona et catalla), last will (ultima voluntas), etc.

Otro ejemplo de complejidad en el inglés jurídico sería la abundancia de locuciones preposicionales complejas, compuestas normalmente por la preposición + sustantivo + preposición.

En este sentido, podemos atender a las siguientes locuciones preposicionales complejas: In pursuance of (according to), by virtue of (by), for the purpose of (to/for), in the event of (if), etc.

Además de estas expresiones o vocabulario complejo, encontramos otro tipo de expresiones características del inglés jurídico, que elevan la dificultad para su aprendizaje, y que denota una especial importancia a la hora de mejorar nuestras comunicaciones con despachos extranjeros, realizar traducciones jurídicas o tratar textos jurídicos, como profesionales del ámbito legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS