Fuertes ajustes previstos en el plan presupuestario

ajuste presupuestario - INEAF

El Gobierno acaba de presentar el Plan de estabilidad actualizado para Bruselas, donde se exponen una serie de medidas que permitirán al Gobierno ajustar sus arcas en más de 4.000 millones de euros. El objetivo primordial es alcanzar en 2016 lo que en Europa llaman sostenibilidad o situar nuestro déficit público en una cifra inferior al 3% del PIB.

En dicho documento, el Ministerio de Economía pronostica que el PIB crecerá un 1,2% en 2015, tres décimas más que lo que anticipó en abril (0,9%). Esta nueva revisión al alza de las previsiones económicas anticipa una recuperación más sólida a medio plazo. Sin embargo, no hay aún estimaciones de cómo afectará ese mejor pronóstico al empleo a partir de 2015.

La mayoría de las medidas están contenidas en los planes de equilibrio financiero que el Ministerio de Hacienda obligó a presentar a todas las comunidades por incumplir el objetivo de déficit.

Esta nueva revisión de las previsiones económicas indican que el Gobierno anticipa una recuperación más sólida a medio plazo. Economía no justifica los motivos de esta revisión, aunque pueden ampararse en el pacto con Bruselas para graduar el ajuste, en la mejora de las condiciones financieras y en el resultado de las reformas llevadas a cabo hasta el momento, tal y como ocurrió con el presupuesto para 2014.

Para alcanzar los objetivos, el Ejecutivo no aclara que ocurrirá conde la subida del IRPF, cuya fecha de caducidad estaba prevista para el 2014 (todo parece indicar que se mantendrá). Según el presidente del Gobierno, la reforma tributaria prevista para finales de 2015 supuestamente incluirá bajadas de impuestos, pero nada se ha concretado. Tampoco se emite aún ninguna estimación de qué ocurrirá con el empleo en caso de lograr ese pronóstico más esperanzador. Por lo pronto, la reducción del sector público empresarial de las comunidades supondrá el despido de miles de trabajadores.

Un calendario bastante ajustado para la fase electoral, teniendo en cuenta el ajuste de 17.471 millones de euros impuesto a las Comunidades autonómicas y entidades locales en 2015.

El mayor crecimiento tampoco impide que la deuda pública y el gasto en intereses sigan aumentado, siendo prevista una subida continuada de la deuda pública hasta superar el 100% del PIB en el mismo año, rebasando por primera vez en la historia el billón de euros (una cifra más optimista que la del Fondo Monetario Europeo). Además, esta deuda irá asociada a un gasto en intereses de 45.000 millones, repercutiendo negativamente en las actividades productivas y de inversión.

Foro
FORO FISCAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Comentarios

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS