Respuesta a: Laudos firmes o definitivos

Sabemos si un laudo es firme o es definitivo cuando pueden ejercitarse o no acciones sobre el mismo, por lo tanto, aunque pueden establecerlo directamente los árbitros, también podemos identificarlos por sus características.

Los árbitros se pronuncian sobre la cuestión litigiosa sometida a su decisión en un solo laudo o en tantos laudos parciales como consideren necesarios (El laudo parcial tiene el mismo valor que el laudo definitivo y, respecto de la cuestión que resuelve, su contenido es invariable).

El laudo parcial tiene por objeto una parte de la controversia, con entidad propia y con aplicación al mismo de todos los requisitos exigidos para el laudo arbitral.

La Ley distingue entre:

  • el laudo definitivo, contra el que puede ejercitarse la acción de anulación; y
  • el laudo firme, contra el que no cabe acción o recurso alguno.

Tenga en cuenta las previsiones de los artículos 36, 37.1, 38.1, 40 y 43 de la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje.

Entidades colaboradoras

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
css.php