Elecciones generales 2015: propuestas en materia fiscal – Tribuna INEAF

congreso de los diputados - INEAF

Por
6/12/2015

Las elecciones generales están cada vez más cerca y la campaña electoral no ha hecho más que empezar. Desde INEAF queremos hacer un breve repaso a las propuestas electorales en materia fiscal.

En relación a impuestos, no hay partido que no tenga intención de reducir la carga fiscal de los ciudadanos. Si nos fijamos en las propuestas de los principales partidos, cabe destacar lo siguiente:

  • Partido Popular (PP): El líder del PP, Mariano Rajoy, ha prometido que, si su partido gana las elecciones, rebajará el tipo mínimo del IRPF del 19% al 17%. Por otra parte, también tiene intención de reducir el tipo máximo del 45% al 43%, con la esperanza de “que las comunidades autónomas trabajen todas en esa misma dirección”. Por otra parte, el partido quiere establecer la deducción en IRPF los gastos de las familias en las adopciones internacionales, así como crear nuevos cheques de apoyo a colectivos determinados.
  • Partido Socialista Obrero Español (PSOE): La primera propuesta del partido socialista es realizar una nueva reforma fiscal, tras la creación de una comisión de expertos, con la finalidad de impedir la “actual descoordinación entre el IRPF, el impuesto sobre sociedades y el impuesto sobre el patrimonio”. Además, antes de la entrada en vigor de esta reforma, el PSOE tiene intención de realizar un cambio profundo de la tributación de las empresas, revisando exenciones y bonificaciones y estableciendo un tipo de gravamen mínimo del 15% sobre el resultado contable de determinadas grandes empresas.
  • Ciudadanos: También tiene intención de llevar a cabo una nueva reforma fiscal, a favor de la clase media. Por una parte, el partido que lidera Albert Rivera quiere crear un IRPF progresivo que baje a todos los contribuyentes como mínimo un 3%. En relación al impuesto sobre sociedades, pretende establecer un tipo único del 20% y eliminar beneficios fiscales. Por último, en relación al impuesto sobre el valor añadido, quieren establecer sólo dos tipos de gravamen, uno general que se reduce del 21% al 18% y otro reducido del 7%.
  • Podemos: Por su parte, Podemos quiere aumentar el número de tramos de IRPF a partir de 60.000€, incrementando el tipo marginal de cada tramo desde el 45% progresivamente hasta el 55%, para aquellas rentas que sean superiores a los 300.000€. Respecto al Impuesto del Patrimonio, el partido de Pablo Iglesias tiene intención de reducir el mínimo exento de 700.000€ a 400.000€ y revisar las deducciones y bonificaciones vigentes. Además, en su faceta solidaria y sostenible, quiere crear una Fiscalidad Verde para desincentivar la utilización de fuentes de energía contaminantes a favor de las energías renovables e instaurar un Impuesto de Solidaridad a las entidades financieras privadas de carácter extraordinario, para recuperar de forma progresiva las cantidades que este sector ha ido recibiendo en forma de ayudas públicas. Eso sí, este controvertido “Impuesto de Solidaridad” sería de carácter extraordinario, se aplicaría sobre los beneficios y tendría carácter transitorio durante una sola legislatura.
  • Izquierda Unida: En su propuesta, Izquierda Unida prefiere mantenerse en firme en sus propuestas de izquierdas y afianzarlas. Mientras que Podemos ha suavizado su propuesta inicial, IU propone una renta básica garantizada, la nacionalización de las empresas energéticas y la elaboración de una auditoría de la deuda para determinar la parte legítima de la misma para pagar sólo dicha parte. Siguiendo sus principios, propone una subida del impuesto sobre sociedades con un tipo del 35% para aquellas bases imponibles superiores al millón de euros. Atendiendo a lo que ellos denominan “justicia fiscal”, la coalición de izquierdas incluye en su programa medidas como la recuperación de la subida del IRPF aprobada por el PP en 2011, eliminada este ejercicio. Además, propone establecer un nuevo impuesto sobre productos y servicios de lujo y elevar hasta el 100% del recargo en IBI ante casos de desocupación permanente.

Como podemos observar, las propuestas son de lo más variadas. No obstante y, siempre siguiendo la tónica general en todo período de campaña electoral, la intención global es rebajar la carga fiscal a los ciudadanos. Eso sí, en una de las elecciones más reñidas y con más incertidumbre de las últimas décadas, toda promesa es poca. Habrá que ver quién acaba ganando y cuántas promesas se terminan cumpliendo.

Foro
FORO FISCAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS