El lado oscuro de la tarifa plana en las cotizaciones por contingencias comunes

tarifa plana - INEAF

Por
16/03/2014

El pasado 1 de marzo, se publicó el Real Decreto-ley 3/2014, de 28 de febrero, de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida. Hablamos del Real Decreto- ley que contiene la famosa tarifa plana de los 100. Esta medida junto con otras tantas que están saliendo a la palestra persiguen un objetivo común: incentivar la contratación estable y luchar contra la economía sumergida.

Podrán acogerse a esta medida todas las empresas, con independencia de su tamaño, tanto si la contratación es a tiempo completo, cuya cuota por contingencias comunes será de 100 euros, como si es a tiempo parcial, siendo de 75 ó 50 euro dependiendo de la jornada que se realice, respecto de los contratos celebrados entre el 25 de febrero y el 31 de diciembre de 2014, siempre y cuando suponga creación de empleo neto.

Pues bien, a este tipo de contratación también podrán acogerse los hijos de empresarios de autónomos de menores de 30 años o mayor edad cuando tengan especiales dificultades  recogidos en la disposición adicional décima de la Ley 20/2007 de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo.

Según datos no oficiales, alrededor de unas 124.000 personas afirman estar realizando “ayudas familiares”, sin contratación y otros 196.000 colaboradores familiares están cotizando en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Por tanto, unos 300.000 hijos de autónomos podrían regularizar su situación con esta nueva medida, según cifra estimada por las Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA).

Pero no es oro todo lo que reluce. Estos trabajadores, quedarían excluidos de la cobertura por desempleo. Por tanto, intentan vendernos una medida positiva cuando de los entresijos de la misma se demuestra que deja mucho que desear.

Lo positivo que desprende esta nueva medida, es que regularizará gran parte de la economía sumergida además de los efectos secundarios que origina como el aumento de las retenciones, aumentando la recaudación de IRPF y por impuestos indirectos sobre el consumo, aunque no se han dado a conocer datos oficiales.

A pesar de la “trampa” que esconde esta medida, tanto la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) como la Federación Española de Autónomos (CEAT)  ven positiva esta medida y creen que será efectiva. Y es que los representantes de las pymes y autónomos ven una valoración positiva de todas las medidas que impliquen rebaja de las cotizaciones sociales, lo que facilita la contratación y la estimulación a la creación de empleo.

El secretario general de UPTA, aconseja que esta medida sería más afectiva si se ampliase el campo de edad de los 30 a los 35 años.

Foro
FORO LABORAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS