Diferencia entre factura simplificada y completa: implicaciones fiscales.

Implicaciones fiscales de las facturas simplificadas y completas

Por
24/05/2021

Como ya sabemos, para que un gasto sea fiscalmente deducible, ha de estar respaldado por el correspondiente documento justificativo, es decir, la factura, que, según su nivel de detalle puede ser completa o simplificada.

Recordemos que en el año 2013 , el reglamento de facturación introdujo la factura simplificada en sustitución del ticket, que se podrá realizar cumpliendo con unos requisitos y que, desde entonces, no se admite como justificante contable para la deducción de gastos.

Diferencia entre factura simplificada y completa

Para que una factura sea válida, ha de cumplir una serie de requisitos que todo empresario debe conocer. Además, conviene conocer la diferencia entre factura simplificada y completa u ordinaria.

En ambas, deben hacerse constar los siguientes elementos:

  • Nº de serie
  • Fecha de Expedición.
  • Nombres y apellidos o denominación social.
  • NIF y dirección del emisor.
  • Descripción de los productos o servicios.
  • Tipo impositivo.

La única diferencia entre la factura simplificada o normal radica en que en la factura simplificada no aparecen los datos del adquirente del bien o servicio. No obstante, este pequeño detalle conlleva implicaciones fiscales que pueden ocasionar un perjuicio para los contribuyentes.

Además, otro detalle muy importante es que, en las facturas simplificadas no es necesario incluir la cuota de IVA, mientras que en las facturas completas debe aparecer de forma separada de la base imponible.

Impuesto sobre el valor añadido

De cara a la deducción del Impuesto Sobre el Valor Añadido (IVA), si se deducen gastos que no estén correctamente justificados (factura completa), podemos enfrentarnos a inspecciones y sanciones por parte de la Administración,  por no permitir identificar al destinatario de los bienes y servicios.

Sobre este hecho se ha pronunciado recientemente el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en su sentencia nº 318/2019 de 28 de marzo de 2019 en la que cuestiona este criterio por parte de la Administración Tributaria, ya que el tribunal considera deducibles aquellos gastos relacionados con lo habitual de la actividad, pues pese a que el contribuyente solo estaba en posesión de tickets, entiende que existe una correcta correlación entre los desplazamientos realizados por éste, y el cómputo del gasto, pese a no estar en posesión de los documentos justificativos que prevé el reglamento de facturación.

Impuesto sobre la renta de las personas físicas

Por otro lado, resulta interesante remarcar que, a efectos del IRPF, la norma que permite deducir los gastos de los autónomos que ejerzan una actividad económica en estimación directa, aunque éstos se hayan documentado en una factura simplificada. Te lo contamos todo en la siguiente tribuna.

Foro
FORO FISCAL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS