Diferencia entre correcciones valorativas por deterioro y provisiones – Tribuna INEAF

corrección valorativa - INEAF

Una de las dudas que nos plantean en muchas ocasiones algunos de nuestros alumnos es la diferencia que existe entre las correcciones valorativas por deterioros de valor y las provisiones. En muchas ocasiones viene motivada por aquellas personas que trabajaron con el plan contable del 90 donde ambos conceptos coincidían, pero también es cierto que para los que han empezado a trabajar con el plan del 2007 a veces da lugar a confusión.

El nexo que tienen en común ambos conceptos está en el principio de prudencia. Ambos tratan de cumplir con dicho principio dotando al cierre del ejercicio por el posible gasto o pérdida que vamos a tener y pueden revertir en ejercicios posteriores cuando cambien las circunstancias. Sin embargo, su origen o motivación y su forma de actuar son distintos

Correcciones Valorativas por deterioros:

Son aquellas pérdidas de valor de los elementos patrimoniales con carácter reversible que minoran el valor de algún elemento del activo. Aquí vemos sus dos condiciones fundamentales:

  • Deben tener carácter reversible, lo que los diferencia de las amortizaciones que no lo tienen
  • y deben minorar un activo concreto.

Ejemplos:

  • Supongamos que al cierre del ejercicio tenemos un saldo en la cuenta de mercaderías (grupo 3 contable) por un importe determinado y estimamos que no vamos a ser capaces de venderlas ni a precio de coste. Es tan solo una estimación o posibilidad, pues al tener carácter reversible, también entra dentro de las posibilidades venderlo bien.
  • Supongamos un cliente (grupo 4 contable) que nos debe un dinero y que, atendiendo a motivos objetivos, estimamos no nos va a pagar. Insistimos en el carácter reversible, pues es posible que finalmente cobremos.
  • Ó supongamos un terreno (grupo 2 contable) que debido a la crisis que atravesamos ha perdido valor, pero en cualquier momento puede revalorizarse.

En todos estos casos, tenemos unas partidas de activo (las existencias, los clientes o los terrenos) que estimamos pierden valor. El Plan Contable ha previsto, para reflejar estos deterioros, una serie de cuentas que sitúa al final de cada grupo contable:

  • Correcciones valorativas de inmovilizado: aparecerán en el grupo 2 correspondiente al inmovilizado, concretamente al final del mismo (subgrupo 29)
  • Correcciones valorativas de existencias (subgrupo 39)
  • Correcciones valorativas de insolvencias (subgrupo 49)
  • Correcciones valorativas de valores negociables (subgrupos 29 y 59)

Las dotaciones de las correcciones valorativas por deterioro se harán con cargo al subgrupo (69) y sus posibles reversiones con abono al (79).

Provisiones:

Tienen por objeto cubrir gastos originados en el mismo ejercicio o en otro anterior, pérdidas perfectamente identificadas en cuanto a su naturaleza, pero que, en la fecha de cierre del ejercicio, sean probables o ciertos pero indeterminados en cuanto a su importe o en cuanto a la fecha en que se producirán. Nos estamos refiriendo al subgrupo 14 del Plan contable previsto para el largo plazo y las subcuentas de la 529 para el corto plazo.

Su dotación no se hará con el subgrupo 69, si no con el grupo 6, necesitando cada provisión una cuenta de cargo distinta y su posible exceso se llevará a la cuenta 795

Vemos que, aunque el objetivo final tanto de las correcciones valorativas por deterioro como de las provisiones es cumplir con la prudencia y contabilizar la pérdida reversible, la diferencia entre unas y otras, está en que las provisiones no se refieren a ningún activo concreto, mientras que las correcciones valorativas sí.

En definitiva:

  • Correcciones valorativas por deterioro: se refieren a un posible deterior de un activo
  • Provisiones: se refieren a un pasible gasto futuro estimado pero incierto

Foro
FORO CONTABLE
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS