Deterioro de valor del inmovilizado y su influencia en la cuota de amortización

deterioro - INEAF

Queremos plantear hoy una duda que nos puede surgir cuando en un momento dado dotamos una corrección valorativa a uno de nuestros elementos de inmovilizado. Sabemos que cada cierre del ejercicio debemos de considerar la pérdida que va sufriendo nuestro inmovilizado de manera sistemática e irreversible mediante la amortización. Atendiendo a la vida útil y al valor residual del elemento en cuestión, calculamos la cuota de amortización que vamos a ir reflejando contablemente en el apunte

DEBEHABER
(681) Amortización del Inmovilizado Material-
(281) Amortización Acumulada del Inmovilizado Material-

Pero otro tipo de pérdida de valor que recoge la Norma de valoración 2 en su punto 2.2 es la referida a las correcciones valorativas, es decir, las pérdidas de valor pero con carácter reversibles. Es este carácter el que las diferencia de las amortizaciones, estas se tratan como gasto irrecuperable, mientras que las correcciones es posible revertirlas.

11081 11748

La norma, al respecto establece lo siguiente:

“Se producirá una pérdida del valor de un elemento del inmovilizado material cuando su valor contable supere a su importe recuperable, entendido este como el mayor importe entre su valor razonable menos gastos de venta y su valor en uso.

A estos efectos, al menos al cierre del ejercicio, la empresa evaluará si existen indicio de que algún inmovilizado material puedan estar deteriorados, en cuyo caso, deberá calcular sus importes recuperables efectuando las correcciones valorativas que procedan. A esto se le denomina Test del Deterioro.

Las correcciones valorativas por deterioro de los elementos del inmovilizado material, así como su reversión cuando las circunstancias que las motivaron hubieran dejado de existir, se reconocerán como gasto (subgrupo 69) o como ingreso (subgrupo 79) respectivamente en la cuenta de pérdidas y ganancias.”

La forma de proceder contablemente es la siguiente:

Al cierre del ejercicio en primer lugar hacemos la amortización del inmovilizado correspondiente a ese ejercicio. Una vez realizada, hacemos el “test del deterioro” que consiste en comparar:

-  El valor contable del inmovilizado (que será su precio menos la amortización acumulada hasta este momento.)

Importe recuperable. Este a su vez será el mayor de:

                        Valor neto realizable (su posible precio de venta menos costes)

                        Valor en uso ó valor actual de los flujos de efectivo.

Para entender estos conceptos podemos suponer que tenemos una máquina            desde hace unos años y que, en el mercado de segunda mano la podríamos vender por             2.000 euros menos 200 que nos costaría trasladarla hasta el almacén del comprador. Su    valor neto realizable serán 1.800 euros. Sin embargo, tenemos la posibilidad de             alquilarla durante unos meses a una persona interesada que nos pagaría una cuota mensual por ella. El valor actual de los cobros que tendríamos por el arrendamiento de            la máquina seria su valor en uso.

Posibilidad a) Si el valor contable es inferior al importe recuperable, la cosa va bien y no hay problema, por lo que no dotamos corrección valorativa.

Posibilidad b) Si el valor contable es superior al importe recuperable, hay depreciación y debemos dotar corrección valorativa.

  • Cuando contabilizamos la corrección valorativa:
DEBEHABER
(691) Pérdidas por deterioro-
(291) Deterioro de valor del Inmovilizado Material-
  • Al año siguiente se nos pueden presentar dos casos
  1.  En caso de seguir la depreciación, no se procede como en la cuenta de existencias en la que se desdotaba la provisión del año anterior para volver a dotar este año por el total, si no que se aumenta la provisión ya existente con una nueva dotación.
  1. En caso de desaparecer el motivo tanto parcial como total:
DEBEHABER
(291) Deterioro de valor del Inmovilizado Material-
(791) Reversión del deterioro de valor del Inmovilizado Material-

Ejemplo

Supongamos una máquina que nos costó 3.000 euros y se amortiza a razón del 10% anual.

            La amortización cada 31.12 será:

DEBEHABER
(681) Amortización del Inmovilizado Material300
(281) A.A. Inmovilizado Material300

Cada año hacemos el test del deterioro y vemos que no existe. Sin embargo, cuando han pasado cuatro años hacemos el Test de deterioro y nos encontraremos los siguientes datos.

            Precio de adquisición: 3.000

            Amortización Acumulada: 300 x 4 = -1.200

            Valor neto contable: 3.000 – 1.200 = 1.800

            Valor en uso: 1.400

            Deterioro: 1.800 – 1.400 = 400

DEBEHABER
(691) Pérdida por deterioro del I. Material400
(291) Deterioro de valor de I.M.400

Y es ahora cuando nos planteamos la pregunta inicial

¿Que pasa con la amortización cuando a un inmovilizado se le dota corrección valorativa?

La norma 2 de valoración en su apartado 2, punto 2.1 dice:

“Cuando de acuerdo con lo dispuesto en el apartado siguiente (el referido al deterioro de valor) proceda reconocer correcciones valorativas por deterioro, se ajustarán las amortizaciones de los ejercicios siguientes del inmovilizado deteriorado, teniendo en cuenta el nuevo valor contable”

En definitiva, a partir de ese momento la amortización será menor pues cambiamos la base de cálculo.

Supongamos el año cinco del ejemplo anterior.

En el año cinco la amortización será

                        Precio de adquisición: 3.000

                        Amortización Acumulada: 300 x 4 = - 1.200

                        Pérdidas por deterioro = -400

                        Valor contable en libros: 3.000 – 1.200 – 400 = 1.400

                        Vida útil restante: 6

                        Cuota de este ejercicio y de los siguientes: 1.400/6 = 233,33

DEBEHABER
(681) Amortización del Inmovilizado Material233,33
(281) A.A. Inmovilizado Material233,33

Y de nuevo nos surge otra duda.

¿Qué ocurre si en un años posterior, revertimos el deterioro al dejar de existir la posibilidad de la pérdida? ¿Volvemos a modificar nuestra cuota de amortización?

Efectivamente, de nuevo el mismo apartado de la norma establece que se procederá de igual manera en caso de reversión de las correcciones valorativas por deterioro.

Siguiendo con nuestro ejemplo, supongamos que en dicho año cinco, después de contabilizar la cuota de amortización, estimamos que ha desaparecido el riesgo que originó la corrección valorativa y hacemos el siguiente apunte.

DEBEHABER
(291) Deterioro de valor del Inmovilizado Material400
(791) Reversión del deterioro de valor del Inmovilizado Material400

En el año seis la amortización será

                        Precio de adquisición: 3.000

                        Amortización Acumulada: (300 x 4) + 233,33 = - 1.433,33

                        Pérdidas por deterioro = -400

                        Reversión del deterioro = +400

                        Valor contable en libros: 3.000 – 1.433,33 – 400 + 400 = 1.566,67

                        Vida útil restante: 5

                        Cuota de este ejercicio y de los siguientes: 1.566,67/5 = 313,33
DEBEHABER
(681) Amortización del Inmovilizado Material313,33
(281) A.A. Inmovilizado Material313,33

En resumen hemos realizado los siguientes apuntes

Fecha
31.12.01300(681)(281)300
31.12.02300(681)(281)300
31.12.03300(681)(281)300
31.12.04300(681)(281)300
400(691)(291)400
31.12.05233,33(681)(281)233,33
400(291)(791)400
31.12.06313,33(681)(281)313,33
31.12.07313,33(681)(281)313,33
31.12.08313,33(681)(281)313,33
31.12.09313,33(681)(281)313,33
31.12.10313,33(681)(281)313,33

Foro
FORO CONTABLE
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS