Data Protection Officer: un nuevo perfil laboral en las empresas

Data Protection Officer

Por
8/02/2022

Un nuevo perfil laboral y una nueva oportunidad para ti. Y es que, si buscas especializar tu profesión en el sector empresarial, puede que este trabajo te interese. La figura del DPO (Data Protection Officer), que en español lo traduciremos como el Delegado de Protección de Datos, es fundamental para garantizar la protección de datos en las empresas.
A raíz del nuevo reglamento al respecto, las empresas se han visto obligadas a contar con un DPO, por ley. Se trata de un nuevo puesto que surge para ayudar a las empresas a adaptarse y garantizar que se cumple bien con toda la nueva normativa de protección de datos. De hecho, los emprendedores y CEOs también deben prestar mucha atención a este artículo. ¡Sigue leyendo!

¿Quién es el Data Protection Officer?

Un Data Protection Officer u oficial de protección de datos controla que una organización proteja los datos personales de sus públicos aplicando las leyes pertinentes. Es un puesto que se describe en los artículos 37, 38 y 39 del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea.

De acuerdo con esta normativa, el DPO debe reportar la información directamente al más alto nivel de gestión. Es decir, debe tener acceso directo a los altos directivos que toman decisiones sobre el procesamiento de datos personales para asesorarlos.

Funciones y responsabilidades del DPO

Las responsabilidades principales del Data Protection Officer se basan en garantizar que su organización conozca y esté capacitada en todas las obligaciones relevantes del RGPD. Para ello, realizan auditorías periódicas que garantizan el cumplimiento, abordan posibles problemas de manera proactiva y actúan como enlace entre su organización y el público con respecto a todos los asuntos de privacidad de datos.

Por otro lado, este profesional también es el responsable de educar a la empresa y a sus empleados sobre el cumplimiento y el procesamiento de datos.

En definitiva, tal y como se describe en el artículo 39 del RGPD, las responsabilidades del Data Protection Officer incluyen, entre otras, las siguientes:

● Informar y aconsejar tanto a la organización como a los empleados sobre la implantación de la nueva normativa.
● Monitorizar su puesta en marcha dentro de la empresa.
● Contactar con las autoridades responsables y cooperar con ellas en todo momento.
● Formación del personal implicado en el tratamiento de datos.
● Realización de auditorías para garantizar el cumplimiento.
● Mantener registros completos de todas las actividades de procesamiento de datos realizadas por la empresa.
● Interactuar con los interesados para informarles sobre cómo se utilizan sus datos, su derecho a que se eliminen sus datos personales y qué medidas ha implementado la empresa para proteger su información personal.

Como veremos más adelante, el Data Protection Officer no es un profesional obligatorio en todas las compañías, pero su contratación, ya sea externa o interna, temporal o indefinida, garantizará a la empresa una correcta adaptación a la nueva normativa. ¡Eso seguro!

Reglamento General de Protección de Datos: la base

Se trata de la General Data Protection Regulation o, en español, Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), y es la nueva regulación que todas las empresas europeas tuvieron que acatar desde el 25 de mayo de 2018. Fue presentado por el Parlamento Europeo, el Consejo Europeo y la Comisión Europea para fortalecer y optimizar la protección de datos para los ciudadanos de la Unión Europea.
Por ello, ha revolucionado los departamentos de RR.HH. de muchas de ellas, pues a partir de esta nueva normativa los derechos y obligaciones de todos los países de la Unión Europea se unifican en cuanto al uso de datos personales.
Eso sí, no solo implica a los empresarios, sino también a los clientes. Es decir, los usuarios tendrán, a partir de ahora, más mecanismos para conocer qué datos tienen las empresas sobre ellos y más posibilidades al respecto. Por ejemplo, que estos datos sean eliminados cuando ya no se necesiten o no se tenga más consentimiento.
Puedes consultar todo lo relacionado con el tratamiento de datos a gran escala en el nuevo reglamento RGPD en nuestra web.

¿Cuándo es necesario un Data Protection Officer?

La normativa requiere la designación obligatoria de un Data Protection Officer en cada organización que procese o almacene datos personales de ciudadanos de la UE y se encuentre dentro de la siguiente lista. Existen tres tipos de empresas que están obligadas a tener un DPO:
● Organismos públicos.
● Organizaciones con actividades que requieren el tratamiento a gran escala de datos.
● Organizaciones cuyas actividades requieren el seguimiento regular y sistemático de categorías especiales de datos personales (raza, religión…).
Por tanto, el tamaño de una organización no es lo que requiere la necesidad de un Data Protection Officer, sino el tamaño y el alcance del manejo de datos. Desafortunadamente, la normativa no define específicamente lo que considera manejo de datos a "gran escala". Sin embargo, hay cuatro factores clave que las autoridades gubernamentales utilizan para determinar si se trata de un tratamiento a gran escala:
● Sujetos de datos
● Elementos de datos
● Duración de la retención de datos
● Rango geográfico de procesamiento
La mayoría de las pequeñas empresas no están obligadas a contratar un Data Protection Officer, a menos que su enfoque principal sea la recopilación o el almacenamiento de datos.

¿Qué hay que estudiar para ser Data Protection Officer?

¿Te gustaría convertirte en un experto en el tratamiento de datos? ¿Te ha convencido la profesión de este nuevo perfil laboral? ¡Estás en el lugar indicado!
El reglamento advierte que un oficial de protección de datos tenga conocimiento experto de la ley y las prácticas de protección de datos. Además, también especifica que la experiencia del Data Protection Officer debe alinearse con las operaciones de procesamiento de datos de la organización y el nivel de protección de datos requerido.

"Los Data Protection Officer pueden ser un miembro del personal de controladores o procesadores de datos.”

Por otro lado, las organizaciones relacionadas pueden utilizar a la misma persona para supervisar la protección de datos colectivamente, siempre que el Data Protection Officer sea fácilmente accesible para todos. Y es que, la información de los estudios de este profesional debe ser pública y proporcionada a todas las agencias reguladoras de supervisión.

“Se prevé que se necesitarán decenas de miles de Data Protection Officer para que todas las organizaciones reguladas logren el cumplimiento del RGPD.”

Eso sí, el mejor Data Protection Officer es aquel con experiencia en la ley de protección de datos y una comprensión completa de las TIC y de la infraestructura tecnológica y técnica de la empresa. Además, lo ideal es que cuente con excelentes habilidades de gestión y de comunicación.

¿Qué me dices? ¿Te sientes identificado con este perfil profesional? Pues, tengo una última sorpresa para ti: en Ineaf somos entidad de formación acreditada por lo que puedes optar a un puesto de Data Protection Officer con todas las garantías de éxito.

¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *