Coworking y Despachos Profesionales

Coworking y despachos profesionales - INEAF

Por
3/05/2013

Estamos siendo testigos de un auge exponencial de términos y expresiones importadas del inglés: social media, community manager, cloud computing, etc. Algunas de estas palabras forman ya parte de nuestro vocabulario colectivo, pero otras las escuchamos sin cesar y ni con esas logramos entender de qué están hablando. En esa segunda situación me estoy encontrando el concepto “coworking”. Ahora ando inmerso en la ampliación de coWOKing, un espacio de coworking en Granada, y cuando hablo con la gente dedico más tiempo a explicar el origen y alcance de la palabra que a exponer nuestra propuesta particular.

Con coworking nos referimos al espacio/oficina donde distintas personas trabajan de manera independiente pero mantienen relación entre sí con el objetivo de potenciar posibles sinergias y proyectos comunes. Por un lado, tenemos un ahorro de costes al compartir gastos de oficina (alquiler, luz, internet, limpieza, etc.). Aunque no hay nada más barato que trabajar desde casa. Por eso, el principal valor para ese profesional no es el ahorro, sino participar de un grupo multidisciplinar de trabajadores y profesionales con los que encontrar inspiración, conocimientos, experiencia y nuevas oportunidades de negocio. Este tipo de espacios, en contraposición con el trabajo desde el domicilio, facilitan un mejor ritmo y horario de trabajo, rompen la monotonía y permiten recibir a clientes en un entorno más profesional que un salón.

Sin embargo, opino que existe un precedente claro y muy cercano al ámbito profesional de los lectores de este blog. En algunos tipos de despachos profesionales ya se viene dando una versión de coworking: la fórmula del despacho compartido, en el que distintos profesionales independientes se unen en la misma sede sin necesidad de constituir una empresa (sociedad profesional) con personalidad jurídica propia. En esos casos, concurren notas características del coworking:

  • Ahorro de costes de oficina.
  • Imagen más sólida ante el cliente.

"Con coworking nos referimos al espacio/oficina donde distintas personas trabajan de manera independiente pero relacionándose"

Pero son las sinergias y simbiosis entre profesionales el punto en común más importante entre la fórmula del coworking y la de este tipo de despachos. En este sentido, podemos poner como ejemplo los despachos que agrupan varios abogados de distintas especialidades; o despachos multidisciplinares: Abogados-Economistas-Graduados Sociales. Determinados proyectos o clientes no se podrían acometer en solitario; tampoco podrían acceder a determinados encargos y clientes de no ser por estar compartiendo espacio con el compañero al que le llega inicialmente.

En conclusión, el uso de estos nuevos términos es positivo en la medida que añade una nueva visión a recetas tradicionales, como el caso del networking, imprescindible en nuestros días, pero en el fondo es una vuelta de tuerca a las relaciones públicas que un profesional siempre ha tenido que trabajar.

Foro
FORO MERCANTIL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS