Contabilidad de los descubiertos en cuenta corriente.

descubiertos - INEAF

Cuando hablamos de las cuentas de tesorería en nuestro quehacer diario vamos a utilizar tanto cuentas de caja como de banco.

Sabemos que independientemente de los movimientos,  la cuenta de caja no puede tener nunca saldo acreedor y si lo tiene, obviamente hay un error que debemos corregir de inmediato. Pero no ocurre los mismo con la del banco, pudiendo presentarlo motivado por un descubierto, algo muy corriente a lo largo de sus movimientos en los asientos de gestión. Si el banco presenta un descubierto y por tanto un saldo acreedor a lo largo del ejercicio no va a suponer problema, pero si lo habrá  si a la hora de cerrar nuestra contabilidad  nos encontramos con un saldo negativo.

Supongamos un descubierto a 31 de diciembre de 500 euros.  Para evitar encontrar en el banco con saldo negativo, deberemos cargar en la cuenta del banco a efectos de dejarla saldada, pasando el importe negativo a una cuenta acreedora representativa de una deuda con el banco. Un descubierto no es más  que un pequeño préstamo que nos hace el banco sin formalizar como tal.

 

Debe

Haber

(572) Bancos c/c

500

(520) Deudas c/p con en.cto

500

El banco, por esta operación nos va a cobrar dos  tipos de gastos

a) Por los gastos de reclamación del saldo deudor, normalmente independientemente del saldo del mismo, es decir, por el simple hecho de haber incurrido en él.

 

Debe

Haber

(626) Servicios bancarios

-

(572) Bancos c/c

-

b) Por los gastos financieros derivados del mismo. Estos si están en función del importe y del plazo hasta su devolución.

 

Debe

Haber

(669) Otros gastos financieros

-

(572) Bancos c/c

-

Respecto a esta cuenta podemos comentar que también es viable utilizar la cuenta (662) intereses de deudas. Si el descubierto se produce a lo largo del año, según hemos comentado este no estará contabilizado por lo que si utilizamos la cuenta 662 puede dar lugar a confusión, al no existir “contablemente” dicha deuda. Por ello recomendamos la 669 desglosándola e indicando a que cuenta corriente corresponde.

Otro aspecto que también debemos destacar, siendo más habitual de lo que debiera, es encontrar el caso de una cuenta de banco con saldo acreedor y no referirse a un descubierto, si no a que se está contabilizando mal una póliza de crédito, llevando su saldo a la cuenta (572)., en lugar de a la (5201). Si observamos este error, debemos “volcar” el saldo acreedor de la cuenta 572 a la cuenta 5201 y  proceder a su correcta contabilidad.

Foro
FORO CONTABLE
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS