Certificado digital. Guía práctica para obtener tu certificado digital

certificado digital

Por
14/05/2020

En el presente artículo intentaremos explicar las utilidades de tener un certificado digital en nuestro día a día como ciudadanos para, fundamentalmente, relacionarnos con las Administraciones, siendo el proceso de obtención del certificado digital el principal objetivo de este artículo.

La revolución tecnológica y el desarrollo de las comunicaciones han supuesto la creación de un mundo digital a través del cual podemos tener acceso a información, documentación y contenido de forma global. Esto ha llevado a que utilicemos internet como una herramienta fundamental de nuestra vida.

¿Qué es un certificado digital?

Un certificado digital (también conocido como certificado de ciudadano o certificado de usuario) es un documento digital que contiene los datos identificativos de una persona, que le permitirá identificarse con seguridad en internet.

Además de las personas físicas, también las personas jurídicas pueden disponer de un certificado digital propio. En estos casos es incluso imperativo que las sociedades y otras entidades en España dispongan de un certificado digital, dado que la mayor parte de sus relaciones con las Administraciones lo son por vía telemática (por ejemplo, las notificaciones que realizan las Administraciones a sociedades son obligatorias de forma electrónica).

En nuestro país existen diversos prestadores de servicios autorizados de certificación que pueden emitir certificados digitales, siendo el más conocido y usado el expedido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas).

¿Para qué necesito un certificado digital?

Estar en disposición de un certificado digital nos permite tener un amplio abanico de posibilidades. Aun no siendo aun una imposición obligatoria para los ciudadanos, tener un certificado digital nos permitirá realizar muchos trámites sin necesidad de desplazamientos ni de pérdida de tiempo, por lo que se recomienda su obtención y su uso. A modo de ejemplo, listaremos a continuación una serie de las acciones que podremos llevar a cabo si disponemos de un certificado digital, con algunas de las Administraciones u organismos de España:

  • Agencia Tributaria: la obtención de un certificado de estar al corriente de nuestras obligaciones tributarias o la consulta de deudas.
  • Seguridad Social: solicitar la prestación por maternidad-paternidad o la obtención de un Informe de Vida Laboral.
  • Ayuntamientos: proceder a la domiciliación de impuestos como el IBI o la descarga de un certificado de empadronamiento.
  • Diputaciones: la consulta de impuestos y deudas tributarias gestionadas por las Diputaciones o la solicitud de subvenciones.
  • Dirección General de Tráfico: la consulta de puntos del carnet o el pago de multas.
  • Banco de España: el acceso a Informes de Riesgos de la Central de Información de Riesgo (CIRBE) o la presentación de reclamaciones bancarias.
  • Catastro: la consulta de datos relativos a inmuebles o la consulta de expedientes.

¿Cómo obtener un certificado digital?

Siendo la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) el organismo más usado para la obtención de certificados digitales, nos centraremos en cómo una persona física puede proceder a obtener uno de ellos.

La FNMT creó el proyecto “CERES”, consistente en establecer una entidad pública de certificación. A través de su portal () podremos tramitar la obtención de un certificado digital, proceso que se compondrá de 3 pasos en la modalidad de certificado software (archivo descargable en un ordenador), siendo ésta la modalidad más utilizada:

  • Paso 1, solicitud vía internet del certificado: a través de un formulario en el que indicaremos nuestros datos personales, se generará un código numérico que recibiremos en nuestro email. Esta acción es instantánea y se realiza en pocos minutos.
  • Paso 2, acreditación de la identidad en una oficina de registro: con el código obtenido y la copia de nuestro documento nacional de identidad hay que acudir a una oficina de registro donde comparecer y “validar” la solicitud realizada en el paso anterior. Existe un localizador de oficinas donde situar la que mejor nos convenga. Si queremos acudir a algunas de ellas, como las de la Agencia Tributaria o las de Seguridad Social, deberemos solicitar cita previa. No obstante, existen oficinas, como las de multitud de ayuntamientos, en las cuales no se requiere solicitar cita previa. Por tanto, este paso podrá hacerse en muchos casos en el mismo día de la obtención del código.
  • Paso 3, descarga del certificado: minutos después de nuestra visita a la oficina de registro, recibiremos un email y podremos descargar nuestro certificado digital, en el mismo navegador y ordenador en el que se solicitó el código del paso 1. El archivo será “guardado” en el propio navegador, recomendando su exportación (con clave de seguridad) y su archivo, para conservar una copia en caso de problemas con dicho ordenador.

Todo el proceso anterior es gratuito y, como hemos visto, puede realizarse en poco tiempo, por lo que no requiere trámites tediosos ni coste alguno. Y a partir de ese momento, tendremos el acceso a las oportunidades que el mundo digital de las Administraciones nos ofrece.

Foro
FORO
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS