¿Burbuja emprendedora?

Burbuja emprendedora - INEAF

Emprender parece que puede ser la única salida a la difícil situación laboral que existe hoy día en nuestro país. Emprender y emprendedor son palabras que llevamos escuchando insistentemente durante los últimos meses. Y otros términos -que hasta hace poco eran desconocidos- suenan cada vez con más fuerza: coworking, startup, freelance, networking, vivero de empresas, etc.

Pero nos preguntamos: ¿se está creando una burbuja en torno al emprendimiento? Parece que el entorno nos anima a emprender sin pensar demasiado en lo intrínseco de la aventura empresarial; muchas personas no tienen la formación, la trayectoria ni el momento personal y social para asumir ser empresarios. Aun así se anima a la creación de empresas, a lanzar una idea al mercado, a probar en una incubadora/aceleradora de negocios… Se puede emprender casi a coste cero, sin asumir riesgos  y sin tener ni siquiera un buen plan de negocios. Y esto no debería ser así. Los medios de comunicación insisten en el emprendimiento a diario. Pero los políticos pueden ser los principales causantes de tal burbuja: la importancia de los emprendedores que se hace, sobre todo desde el poder político, puede tener consecuencias negativas.

El Gobierno, a través del Consejo de Ministros, dio a finales del mes de junio luz verde al proyecto de Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización. Éste será tramitado por el procedimiento de urgencia, e incluirá una batería de medidas  como la del régimen especial de “caja” del IVA (podrá no ingresarse el impuesto hasta que la factura emitida sea cobrada).

Según el Ejecutivo, esta Ley “busca establecer facilidades para la creación de empresas”, y cuenta para ello con “un importante apartado fiscal”. No obstante, la realidad puede distar mucho de estas afirmaciones. Un ejemplo claro, es la creación de empresas; desde hace años se viene afirmando que es posible crear una sociedad en menos de 24 horas con un coste inferior a 100 euros, cosa dificilísima de llevar a cabo a día de hoy en España, por muchas “ventanillas únicas” y procedimientos creados para ello. Por tanto, se vuelve a hablar ahora de la agilización a la hora de crear una empresa y de reducir las cargas administrativas, pero habrá que esperar a tener resultados “palpables”. Así, desde el poder político vuelven a animar a la creación de empresas, pero ahora con el halo de la palabra EMPRENDEDOR, aprovechando esta tendencia y… ¿favoreciendo la creación de una burbuja emprendedora?

Foro
FORO MERCANTIL
Recuerda utilizar nuestro Foro para consultas o preguntas relacionadas con éste artículo.
Foro

Debes iniciar sesión para poder dejar un comentario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS