La combinación perfecta entre tecnología y derecho: Abogados Legaltech

abogados legaltech

Por
31/01/2022


La digitalización ha llegado para quedarse, y son pocos los sectores profesionales que no se han visto inundados por una oleada de herramientas orientadas a dotar de eficiencia la prestación de los servicios. En este contexto, el ámbito jurídico no ha quedado fuera de la transformación digital, obligando a muchos profesionales que prestan servicios jurídicos, a adaptarse al uso de la tecnología digital.
El sentido de la digitalización en este sector está en la de ofrecer un servicio legal cada vez más ágil y dinámico a los clientes mediante el uso de tecnologías como el blockchain o la inteligencia artificial entre otros.

¿Qué es un abogado legaltech?

El reciclaje profesional de los abogados es una premisa habitual, ya que, solo aquellos actualizados en las novedades normativas y su aplicación, podrán garantizar su viabilidad profesional en un sector altamente competitivo.
Tradicionalmente, el reciclaje profesional estaba dirigido a conocer la disparidad normativa que atañe al área de especialización de cada profesional del derecho y sus constantes novedades legislativas. En la era de la digitalización actual, este reciclaje profesional además de tener una connotación formativa, en materia más centrada en el derecho, también se exige en el conocimiento de la tecnología que está revolucionando el sector.
El punto de encuentro entre el uso de la tecnología y la práctica del derecho origina el Legaltech. En este sentido, la finalidad de los abogados legaltech, está en dotar de herramientas tecnológicas a los servicios legales, con la intención de hacer más eficientes y seguros a estos servicios.

Legaltech y Lawtech

Existe una confusión generalizada entre los términos legaltech y lawtech que puede inducir a error, ya que, muestran dos realidades completamente diferentes.
El término legaltech, hace referencia al uso de la tecnología para facilitar la labor de la abogacía, elevándola a un nuevo nivel que es el exigido por la digitalización y que trata de dotar de un elemento diferenciador a la hora de prestar sus servicios. En cambio, el objetivo del lawtech es la de prescindir de profesionales de la abogacía en las pequeñas empresas, mediante auto-servicios legales. El lawtech, será utilizado más concretamente para llevar a cabo tareas burocráticas o para crear patrones o tendencias en el ecosistema empresarial que permitan adelantarse a futuras demandas.
El lawtech será la tecnología que prescinda de un factor humano, que en muchos casos puede tener consecuencias negativas, ya que, propicia la estandarización de unos servicios tan requeridos de adaptación como son los jurídicos.

Funciones de legaltech

En la actualidad, los servicios jurídicos compaginan el mundo online y offline, de manera que, junto a los tradicionales despachos de abogados, se han unido otras plataformas y otros productos digitales que requieren de un conocimiento del legaltech.
En este contexto, cabe distinguirse varias áreas de trabajo de los abogados especializados en legaltech según recoge la Universidad de Standford en su índice tecnológico sobre informática legal:
- Automated legal advice products (producto de asesoramiento legal automatizado para ciudadanos)
- Plataformas de encuentro entre clientes y abogados.
- Legal process autosourcing (empresas de externalización de servicios jurídicos)
- Automatización documental.
- Revisión de documentos y herramientas e-discovery.
- Análisis predictivo de casos.
- Formación e-learning especializada en el ámbito jurídico.

Cómo especializarse en esta área de la abogacía

Los abogados especializados en legaltech deben contar con una formación en derecho, poniendo el foco en áreas relacionadas con la digitalización como la protección jurídica del software, de las bases de datos o la protección de datos. No obstante, además se requiere de un conocimiento de tecnologías como el big data, el cloud computing o incluso, la tecnología blockchain adaptándolas a su uso en la prestación de servicios jurídicos.
El panorama formativo al que se enfrentan los profesionales del derecho que desean especializarse en esta materia, les hará enfrentarse al uso de la tecnología que tiene un componente eminentemente práctico.

Se recomienda, por lo tanto, calibrar entre las opciones formativas existentes en el mercado, desechando aquella que aborde esta materia de forma superficial o no adaptada a las necesidades de un ámbito tan específico como el jurídico.

En este sentido, recomendamos consultar el catálogo de Ineaf como escuela de negocios especializada en el sector y el Curso Superior en Desarrollo de Servicios Legaltech como acción formativa idónea para especializarse como abogado legaltech.

Legaltech en España: el cambio en la profesión

La infinidad de posibilidades que la digitalización del sector ha proporcionado a los profesionales del derecho que han buscado en el legaltech un área de especialización ha provocado de forma intrínseca, una evolución en el sector.
La digitalización del sector esclarece, por lo tanto, la necesidad de que los profesionales del derecho no solo adquieran un perfil renovado en términos legales, sino que se adapten a un uso de la tecnología. En términos de viabilidad, aquellos despachos de abogados que no comiencen a digitalizar sus servicios podrán verse afectados por unos servicios jurídicos online que pueden poner en peligro su existencia.


El valor añadido en agilidad, eficiencia y mejor servicio a los clientes que el legaltech proporciona, ha conseguido un progreso en el sector, ya que, tiene su aplicación en algunos aspectos de los servicios jurídicos como:


• La implementación de softwares que facilitan labores de los despachos de abogados como la gestión de expedientes, el control de plazos, el cálculo de minutas, u otras acciones que además tienen su almacenaje en la nube.
• La elaboración de sistemas de preguntas y respuestas automáticas o la auto-generación de contratos, ahorrando el tiempo así de los abogados en la resolución de consultas legales.
• La categorización por áreas temáticas de los servicios jurídicos de los abogados que están incluidos en un Marketplace de estos servicios. Además, se podrá trabajar desde aquí la reputación online de cada abogado.
• Realizar labores de registro online o el envío de correos electrónicos certificados.
Consecuentemente, analizando la situación del legaltech en España, se puede categorizar su aplicación en dos grandes grupos que son la digitalización y generación de documentos de tipo legal, y controlar los puntos de encuentro entre los usuarios que buscan servicios legales vía online y los despachos de abogados que pueden aprovecharse de esas plataformas para dar a conocer sus servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *