Hoy 15 de enero de 2016, es el último día para domiciliar los modelos 111, 115 y 123 correspondientes a las retenciones practicadas por rendimientos del trabajo y profesionales, rendimientos de capital inmobiliario, y rendimientos de capital mobiliario respectivamente.

Aun sabiendo que la fecha límite es el día 20 de enero, para los asesores es mucho más cómodo presentar los impuestos por domiciliación, ya que ello significa no tener que estar pendiente del cliente para que genere su NRC en el banco oportuno. De esta manera comunicamos la cuenta en la presentación, y la propia Administración se pasa el recibo.

Existen empresas cuya revisión es más compleja que otras, pero también retenciones - INEAFtendremos otras que no ofrecen mayor dificultad, y que hoy mismo podemos dejar listas.

No obstante y a rasgos generales, vamos a explicar una serie de trucos y herramientas que le pueden venir bien a cualquier colega de profesión para presentar correctamente los modelos y evitarse futuras confrontaciones Hacienda.

Modelo 111:

1-      Independientemente del programa de gestión que utilicemos, nos vamos a encontrar con las retenciones del trabajo por las nóminas de los trabajadores que tenga la empresa o autónomo. En este sentido, debemos asegurarnos que la contabilización de las nóminas coincide en primer lugar con los resúmenes nóminas sacados mensualmente. Después comprobaremos que las retenciones contabilizadas coinciden con las informadas en el modelo.

2-      Normalmente tendremos una serie de profesionales muy recurrentes. Asesores, abogados, profesionales que nos prestan un servicio mensualmente etc… Puesto que conocemos la frecuencia en la facturación, no nos precipitemos a presentar el modelo si no tenemos todas las facturas que podemos prever que llegaran.

3-      Informar muy bien de la clave del profesional.

  1. Clave G.01: Actividades profesionales con carácter general: 15%
  2. Clave G.02: Determinadas actividades profesionales (recaudadores municipales, mediadores de seguros…)
  3. Clave G.03: Actividades profesionales de nuevo inicio (en el año de inicio y en los dos siguientes).
  4. Clave F.02: Cursos, conferencias seminarios, elaboración de obas literarias, artísticas o científicas.

4-      Comprobar antes de presentar el último trimestre, que lo que se informa en el modelo 190 (resumen anual de retenciones rendimientos del trabajo y profesionales) coincide con la presentación de los cuatro modelos 111.

Modelo 115:

En teoría la revisión de este modelo es relativamente fácil. Si nuestro cliente tiene uno o varios alquileres, la facturación será periódica y podremos identificar más fácilmente a los sujetos sometidos a retención. En este sentido solo tendremos que comprobar que comunicamos bien el modelo 180 de resumen anual de retenciones por rendimientos de capital inmobiliario y que coincide con los modelos 115 presentados en los cuatro trimestres del período.

Modelo 123:

Este modelo es quizás el menos usual, pero si nuestro cliente ha repartido dividendos o tiene un préstamo donde abona mensualmente los intereses, debemos saber que estará reteniendo a los socios, y a su prestamista respectivamente. En este sentido deberá comprobar que informa bien de la Clave en función del tipo de rendimiento que es, y verificar que la presentación de los cuatro trimestres del período coincide con lo informado en el modelo 193 de resumen anual. Existen otros conceptos de capital mobiliario por los que podría retener, no obstante los más frecuentes son los dos que acabamos de ver.

Estas revisiones son básicas y no nos llevarán mucho tiempo pudiendo asegurar la correcta presentación de los impuestos a nuestros clientes. Por supuesto cada asesor dispondrá de sus herramientas y trucos propios.


Otros artículos relacionados



Escribe un comentario