Llegó el nuevo año y con ello ya ha entrado en vigor la segunda parte de la reforma fiscal.

Si bien recordamos, hace un año se puso en marcha la primera fase de la reforma fiscal que en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas reducía los tramos de gravamen y bajaba los tipos máximos y mínimos, estableciéndose 5 tramos entre el 47% y el 20% en base general. nómina - INEAFPosteriormente, en julio, el Gobierno adelantó la segunda fase de la rebaja en este impuesto, aunque no pudo establecerse al completo.

De este modo, a partir de este 1 de enero de este año, se activa definitivamente esta segunda fase. Se reducen los tipos un poco más siendo ahora el tipo mínimo en base general el 19% y el máximo el 45%.

También se reducen los tipos a aplicar en la base del ahorro. Tenemos que durante este 2016 los tipos serán del 19%, 21% y 23%.

De este modo, en 2016, los contribuyentes tendrán entre medio punto y un punto menos de retención, por lo general un 3% de rebaja en las retenciones de las nóminas, de modo que, en la próxima del mes de enero, notarán un leve aumento en el importe líquido a percibir.

También recordamos a nuestros lectores la disminución en el tipo impositivo del Impuesto sobre Sociedades.

En 2015, y con la entrada en vigor de la nueva reforma, el tipo general establecido era del 28%. En este 2016 se reduce este tipo general situándose en el 25%. De este modo, las empresas de reducida dimensión, que venían tributando en 2015 a un tipo del 25% hasta los primeros 300.000 euros y el resto al 28%, y las demás empresas que tributan a tipo general, verán también una reducción en la tributación en Impuesto sobre Sociedades.

Culmina pues definitivamente la reforma fiscal impulsada por el Gobierno. Aun así, esto no significa que durante este 2016 haya nuevos cambios, pues como bien sabemos, debemos de esperar a la formación del nuevo Gobierno.


Otros artículos relacionados



Escribe un comentario