Como ya comentamos en algún artículo anterior, entró en vigor el Real Decreto Ley 16/2013 de 20 de diciembre, el cual, incluía diversas modificaciones y medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad.

De las modificaciones más sustancitrampa - INEAFales se destacaba la inclusión del “Plus de transporte” dentro de las bases de cotización al 100%. Pero no es sólo eso. A partir de la entrada en vigor de este Real Decreto, las retribuciones en especie también se incluyen en las bases de cotización.Y es que, según la disposición final tercera de dicho reglamento, el cual modifica el artículo 109 de la Ley General de la Seguridad Social, establece textualmente que la base de cotización estará constituida por la remuneración total, cualquiera que sea su forma o denominación, tanto en metálico como en especie.

Por tanto, las percepciones que a partir de ahora se incluirán en las bases de cotización son, entre otras: los vales de comida, las ayudas a guardería, bienes destinados a servicios sociales y culturales del trabajador, planes de pensiones, seguros de los empleados de responsabilidad civil o seguros médicos, incluyendo cónyuge y descendientes, etc.

Según el Secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, hasta ahora, el no cotizar por las retribuciones en especie, suponía una “trampa” para los trabajadores auténticas vías de escape por las que muchas empresas y sectores eludían una parte significativa de la cotización. Asegura que mermaba la protección social de los trabajadores y distorsionaba el salario. Además, con esta nueva medida, se contribuye a que el sistema sea “más transparente”. Se estima que la media de retribución en especie representa entre el 28 y 30% del total e incluso en algunos casos hasta el 40%.

Por otro lado, hay quien piensa que el fin de esta medida es una vez más recaudatorio. Se calcula que el Gobierno percibirá unos 900 millones más con esta medida. Diversas asociaciones rechazan esta nueva medida, alegando que pone en riesgo la creación de empleo, la competitividad de las empresas y la incipiente recuperación económica. Incluso los expertos prevén que la nómina de los empleados se vea mermada.

Estas nuevas medidas, entraron en vigor el pasado 22 de diciembre, aunque el Gobierno amplió el plazo hasta el 31 de mayo para regularizar la cotización del salario en especie a sus trabajadores, normalizar las nóminas y efectuar sin recargo las cuotas derivadas de los nuevos conceptos. Según nuestro presidente, se va a discutir el desarrollo reglamentario de la medida con todas las organizaciones que se sientan afectadas. Por tanto, puede ser que se introduzca alguna modificación que modere su impacto, aunque resulte difícil que llegue a buen puerto.


Otros artículos relacionados



Escribe un comentario

(*)

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> 



Current ye@r *