A pesar de la reciente reforma fiscal y del continuo incremento de la carga impositiva que hemos estado viviendo a lo largo de los últimos años, España está recaudando menos impuestos que la media europea.

Es más, son los impuestos que mayores incrementos han experimentado los que están obteniendo menos recaudación. IRPF, IVA (cuyo tipo se ha visto incrementado en un 5% desde 2010) e impuesto sobre sociedades son los impuestos que se encuentran por debajo del promedio europeo mientras que otros impuestos más minoritarios, como el impuesto sobre el patrimonio y el impuesto sobre sucesiones y donaciones, recaudan más que la media.

Desde INEAF, queremos analizar detenidamente las causas que han determinado este descenso de la recaudación tributaria en las figuras impositivas más relevantes a nivel estatal.euro currency background

Impuesto sobre la Renta (IRPF)

Es evidente que el impuesto sobre la renta es el más relevante por recaudación de la Unión Europea. Sin embargo, los datos más recientes disponibles (que fechan de 2014) manifiestan que en España se recaudó por IRPF un 7,7% del PIB, frente al 9,4% de la media europea.

Frente a estos datos debemos tener en cuenta que el año 2014 fue el último en el que seguía en vigor el incremento fiscal aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy en la pasada legislatura. A pesar de este incremento en la carga impositiva, la recaudación descendió un 2,9% respecto a 2007, año en el que comenzó la crisis.

Impuesto sobre el valor añadido (IVA)

En España se produjo una subida del tipo general del IVA del 16% al 18%, para alcanzar en 2012 el 21%, convirtiéndose en el país con mayores subidas del tipo en un período tan corto de tiempo de la Unión Europea. Sin embargo, la recaudación obtenida no se correspondió con dicho incremento ya que sólo se recaudó un 1,2% más por el efecto de la subida de tipos, mientras que la media europea se situó en el 10,9%.

Este hecho se justifica básicamente por el fraude fiscal y por el peso de productos con tipos reducidos y superreducidos en la cesta de la compra. No obstante, aunque sigamos por debajo de la media europea, hay que remarcar que la recaudación por IVA está aumentando y se prevé que se alcancen máximos históricos en los próximos años.

Impuesto sobre sociedades

Datos facilitados por Eurostat muestran una importante caída de la recaudación del impuesto sobre sociedades en toda la Unión Europea. Sin embargo, el caso de España es bastante extremo ya que, mientras que en 2007 se recaudaron más de 50.000 millones de euros por este impuesto, en 2014 no se alcanzaron los 21.000 millones, lo que supone una bajada del 58,3%, la mayor bajada registrada en toda la Unión Europea (la media se situó en el 18,6%.

Ante tales diferencias, la Unión Europea está trabajando para lograr una cierta armonía fiscal, no tanto en tipos de gravamen, sino en la determinación de ciertas reglas comunes a todos los países para determinar la base imponible.

De todos estos datos se puede deducir que el incremento de tipos y la eliminación de deducciones y bonificaciones en plena crisis no ha sido una gran idea. Sin embargo, la reciente reforma fiscal prevé bastantes cambios en la recaudación de los impuestos principales. Tendremos que esperar algunos meses para determinar la efectividad de ésta y los posibles cambios que se puedan producir por la recién estrenada legislatura.


Otros artículos relacionados



Escribe un comentario